Los incendios forestales de Argelia están bajo control, informa defensa civil

© Mohamed Ali / AP

Luego de días de intensas llamas que se cobraron 38 vidas entre los 150 fuegos que se iniciaron en el norte y este del territorio, la situación parece estar bajo control mientras continúan los esfuerzos por sofocar las llamas. Además, arrancó una investigación sobre el origen de las conflagraciones y las autoridades han detenido a cuatro posibles pirómanos.

La compleja crisis por las llamas en Argelia tomó una óptica un poco más favorable respecto al fuego forestal que se desató en los últimos días. Farouk Achour, coronel de la brigada de bomberos, le dijo a la agencia AFP que “todos los incendios han sido completamente controlados”.

El funcionario de Defensa Civil brindó así un poco de calma luego de que 38 personas murieran como consecuencia de los 150 focos que destruyeron también cientos de hectáreas de bosques en el país del norte africano.

Esta situación sucede un año después de que se padeciera un problema similar, con el agregado de que la tasa de resiembra de árboles ha sido muy baja. Las dificultades planteadas por el cambio climático hacen propensos los incendios, que cada vez son más difíciles de contrarrestar.

Durante el miércoles y el jueves, las autoridades desplegaron más de 1.700 bomberos para luchar contra las llamas. Sin embargo, recibieron críticas por falta o mala preparación para esta situación.

La endeble resistencia estuvo compuesta por pocos aviones de extinción disponibles a pesar de las bajas récord en los incendios de 2021, potenciado por las ganancias exponenciales que vivió Argelia por las exportaciones de gas.

Más aviones antifuego no llegarían hasta diciembre

El jueves, la primera ministra argelina, Aimene Benabderrahmane, defendió la respuesta del gobierno y dijo que el país pidió cuatro nuevos aviones de extinción de incendios, pero que no contarían con ellos hasta diciembre.

Existía un convenio entre el país africano y España para adquirir siete unidades aéreas de la firma Plysa, pero el acuerdo se cayó a finales de junio como represalia del conflicto con el Sahara Occidental.

Dentro de los 38 muertos aparecieron 10 niños y otra decena de bomberos, según informaron la prensa local y los equipos antifuego.

La zona de mayores cifras fue El Tarf, lindante al este con la frontera de Túnez, una región que comenzó la semana con 48 grados Celsius.

En tanto que en Souk Ahras aparecieron cinco miembros de la misma familia que fallecieron en llamas en una zona montañosa.

El Ministerio de Justicia está llevando a cabo una investigación luego de que el ministro del Interior insinuara que algunos incendios fueron voluntarios. De hecho, ya hay cuatro presuntos pirómanos arrestados.

Los incidentes del año anterior dejaron un trágico saldo de al menos 90 decesos y alrededor de 100.000 hectáreas consumidas.

Con AFP