Un incendio cerca de Yosemite amenaza las milenarias secuoyas y arrasa ya unas 6.300 hectáreas

·2 min de lectura
Un bombero en el incendio del condado de Mariposa, California. (Photo: EFE/EPA/PETER DA SILVA)
Un bombero en el incendio del condado de Mariposa, California. (Photo: EFE/EPA/PETER DA SILVA)

Un bombero en el incendio del condado de Mariposa, California. (Photo: EFE/EPA/PETER DA SILVA)

El incendio desatado cerca del parque estadounidense de Yosemite, tras el declarado a principios de mes, ha afectado ya a unas 6.300 hectáreas y sigue sin estar controlado, según la última actualización del servicio de bomberos de California.

El fuego, cuyo origen se está investigando, se declaró el viernes por la tarde y ha afectado al condado de Mariposa, donde se han habilitado refugios para acoger a la población. La cadena CNN ha detallado este domingo que es el mayor incendio en activo en California.

Cerca de 6.000 personas han recibido orden de evacuación y el fuego amenaza a unas 2.000 estructuras, incluidos edificios residenciales y comerciales, según ha informado el diario The Washington Post.

El fuego se encuentra a unas 30 millas (48 kilómetros) del parque nacional de Yosemite, uno de los más populares de EEUU, que entre sus atracciones cuenta con el monolito El Capitán y el bosque Mariposa, donde algunos árboles, con edades de hasta 2.000 años, alcanzan alturas de casi 80 metros.

“De mal en peor”

“Ha ido de mal en peor”, ha indicado la cuenta de Twitter del mapa interactivo del condado. El fuego ha obligado a cerrar carreteras y se ha visto impulsado por las altas temperatura, condiciones de extrema seguía y el viento.

El gobernador de California, Gavin Newsom, ha declarado el estado de emergencia y ha pedido a las agencias estatales que movilicen a su personal y recursos para contenerlo.

A menos de 16 kilómetros al este de ese incendio, el desatado el pasado 7 de julio y bautizado como Washburn ha afectado ya a unas 2.000 hectáreas y está controlado en un 79%, según los últimos datos.

El Servicio Forestal estadounidense consiguió alejar esas llamas de las icónicas secuoyas de Yosemite, pero el fuego se extendió hacia el este hasta acercarse a otro parque protegido, el Sierra National Forest.

Los motivos de ese primer fuego, que comenzó en el interior del área protegida de Yosemite, siguen bajo investigación, aunque las autoridades locales apuntaron a mediados de mes a un probable origen humano, ya que ese día no hubo relámpagos.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente