Incendio obliga a evacuar zonas en las afueras de Atenas

·2 min de lectura

Un gran incendio se declaró este sábado en una zona residencial a las afueras de Atenas. Protección Civil ordenó la evacuación de los habitantes de un suburbio del sur de la capital griega. Las llamas ya alcanzaron varios edificios, dañando casas y vehículos.

Impulsado por fuertes vientos, el fuego se extendió rápidamente por las laderas del monte Hymettus que domina la capital griega, devastando la vegetación en los suburbios del sur de Atenas, mientras los habitantes se veían obligados a evacuar, de acuerdo con los bomberos.

El incendio comenzó en la zona alta boscosa del barrio de Glyfada, a unos 20 kilómetros del centro de Atenas, y pudo propagarse con rapidez a través del monte hasta el barrio contiguo de Voula.

Los bomberos dijeron a la AFP que el viento se había calmado un poco al final del día, con lo que esperaban que el fuego frenara su avance.

Más de 130 efectivos de control del fuego, ayudados por seis aviones de extinción de incendidos y cuatro helicópteros lanzaron toneladas de agua en un intento por apagar las llamas, que se habían mantenido activas durante más de siete horas. Las aeronaves se retiraron después del atardecer, de modo que los esfuerzos para extinguir el fuego continuaron sólo con las fuerzas terrestres.

"Un gran esfuerzo para controlar" el incendio

El alcalde de Voula, Grigoris Konstandellos, explicó a la agencia de noticias griega AMNA que el incendió partió de una zona inaccesible en la que los bomberos no podían actuar con rapidez, y por ello pudo propagarse con ayuda del viento.

"De momento no se ha quemado ninguna casa y estamos haciendo un gran esfuerzo para controlarlo", añadió, pero dijo a OpenTV que unas veinte casas resultaron afectadas.

Giannis Konstantatos, alcalde de Ellinikon-Argiroupoli, un pueblo vecino, dijo a la agencia de noticias de Atenas que "la atmósfera es sofocante, es difícil respirar".

Giorgos Papanikolaou, alcalde de Glyfada, donde se declaró el fuego, dijo, sin dar más detalles, que una central eléctrica de alto voltaje había sido la causante del siniestro, añadió la agencia.

Más tarde estalló otro incendio cerca de Atenas, en Kouvaras, pero ninguna zona residencial está amenazada.

La situación recuerda la peor ola de calor de Grecia en décadas, ocurrida el verano pasado, que las autoridades atribuyeron al cambio climático. Provocó incendios que destruyeron más de 100.000 hectáreas de bosques y tierras de cultivo, el peor daño por fuego desde 2007.

Más de 200 bomberos y equipos proporcionados por otros países de la Unión Europea pronto se desplegarán en Grecia para ayudar en la lucha contra estos incendios.

Bulgaria, Finlandia, Francia, Alemania, Rúmania y Noruega participarán en esta operación, coordinada por el mecanismo de protección civil de la UE, anunció este jueves la Comisión Europea.

Con AFP, EFE y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente