El incendio de Los Guájares cumple 7 días activo: más de 5.000 hectáreas quemadas

·2 min de lectura
Vista general de la zona afectada por el incendio de Los Guájares (Granada) (Photo: EFE/Alba Feixas)
Vista general de la zona afectada por el incendio de Los Guájares (Granada) (Photo: EFE/Alba Feixas)

Vista general de la zona afectada por el incendio de Los Guájares (Granada) (Photo: EFE/Alba Feixas)

Se cumplen siete días del inicio del incendio de Los Guájares (Granada), que se inició el pasado 8 de septiembre y habría arrasado ya unas 5.100 hectáreas  de la sierra de dicha localidad y en los municipios de Albuñuelas, El Valle, El Pinar y Vélez de Benaudalla, en el Valle de Lecrín, después de que este pasado martes a última hora se diera por estabilizado.

Un total de 110 efectivos del Infoca en tierra y ocho vehículos pesados trabajarán esta noche para avanzar en el control del incendio. Los bomberos del Infoca trabajaban este miércoles desde primera hora con diez camiones autobombas y dos helicópteros semipesados.

Previamente a la estabilización, la Junta había desactivado el nivel 1 del Plan de Emergencias por Incendios Forestales en la provincia, que se activó este pasado lunes a última hora, ante la buena evolución del incendio debido al intenso trabajo de los efectivos y a la ayuda de la lluvia de la mañana.

Además, fue levantando el confinamiento de las pedanías de Ízbor y Acebuches, pertenecientes al término municipal de El Pinar. También se autorizaba la vuelta de la quincena de vecinos que permanecieron desalojados en prevención. Se trata de nueve residentes en la zona del Barranco de la Zaza enclavado en el municipio de El Pinar, más otras seis personas de un diseminado de El Pinar.

Los evacuados no requirieron en ningún momento el uso del pabellón municipal y la Casa de la Cultura de Mondújar en Lecrín habilitados como albergues, al pernoctar en casas de familiares y amigos.

La lluvia caída en la zona este pasado martes sirvió para contrarrestar y aliviar la presencia de vientos “erráticos”, especialmente en la zona de la Venta de la Cebada, que dificultaron las tareas de extinción de este incendio que tiene un perímetro de 62 kilómetros, y que con las precipitaciones ha posibilitado bajar la intensidad de las llamas para poder acometer su control.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...