Se inauguró una planta de anticuerpos monoclonales biosimilares

El laboratorio mAbxience, parte de Grupo Insud, inauguró una nueva planta de producción de anticuerpos monoclonales biosimilares en Garín, provincia de Buenos Aires. Estos medicamentos se utilizan para el tratamiento de enfermedades oncológicas y autoinmunes como la artritis reumatoide.

El proyecto requirió de una inversión de 40 millones de dólares y marca un hito en la industria de biofármacos en Latinoamérica. Con su puesta en funcionamiento, la compañía logró duplicar su capacidad de producción con la posibilidad de cubrir la demanda del mercado nacional e internacional durante los próximos 10 años. Desde Argentina mAbxience exporta biosimilares a América Central, América del Sur, África, Asia y Medio Oriente.

Según especificaron desde la compañía, la introducción de biosimilares al mercado reduce el gasto sanitario en un 40%, lo que contribuye a la sostenibilidad de los sistemas de salud y permite incrementar la accesibilidad de más pacientes al tratamiento de estas patologías. "Desde que mAbxience comenzó a comercializar anticuerpos monoclonales biosimilares logró ahorrarle al país 400 millones de dólares en divisas y por su sola presencia ha obligado a bajar los precios del único comercializador de producto importado que existía en el país", destacó Hugo Sigman, fundador de Grupo Insud.

Hugo Sigman, CEO de Grupo Insud

Hugo Sigman, CEO de Grupo Insud


Actualmente la planta tiene 162 empleados, y con su puesta en marcha se crearon 50 nuevos puestos de trabajo calificado, con la expectativa de crear 50 puestos adicionales en los próximos años. El equipo de mAbxience está conformado por biotecnólogos, bioquímicos, biólogos, farmacéuticos y técnicos que realizan todas las operaciones bajo las más exigentes normas internacionales de Buenas Prácticas de Manufactura (GMP, según sus siglas en inglés).

Desde los principios de la compañía más de 35 mil pacientes fueron tratados con estos medicamentos en Latinoamérica, con un perfil de seguridad en consonancia con el producto original de referencia, todos ellos monitoreados por un programa de farmacovigilancia integral. La producción de la nueva planta permitirá alcanzar a más pacientes en Argentina y el mundo. En la Argentina la comercialización del Rituximab y del Bevacizumab está a cargo del laboratorio ELEA.