De "inútil" a "fecundada por un macho alfa": las 48 horas de humillación pública a Irene Montero

La ministra de Igualdad, Irene Montero
La ministra de Igualdad, Irene Montero

La ministra de Igualdad, Irene Montero

Irene Montero no pudo más. Acorralada por una marea de insultos y desprecios, la ministra de Igualdad rompió este miércoles a llorar en su escaño después de ver cómo durante 48 horas su figura se ha visto vejada, vilipendiada y despreciada por parte de la derecha política. Comentarios crueles, machistas y totalmente despectivos que buscan no sólo humillarla públicamente, sino también reducirla a una dirigente incapacitada, fuera de lugar y subyugada a su pareja.

Aunque Montero siempre ha sido la ministra del gobierno de coalición más señalada por la oposición a lo largo de esta legislatura, ha sido con la reducción de penas a condenados por agresiones sexuales tras la aplicación de la ley del “sólo sí es sí” cuando la espiral de “violencia política” contra su persona ha subido sensiblemente de intensidad.

Este pasado lunes, durante el debate sobre los Presupuestos con la discusión de todos los títulos y disposiciones del articulado de la ley, el diputado del PP Víctor Píriz Maya aprovechó la ocasión para llamarla de forma directa “inútil”.  “Son los Presupuestos de la ignominia. No se habla de partidas y de números. Pasarán por ser los presupuestos en los que se volvió a cambiar presos por presupuestos, se suprime el delito de sedición para contentar a los insaciables independentistas y para los que tienen que mantener a la inútil y soberbia ministra de Igualdad, para que su socio no se eche para atrás”, expresó. Unas palabras que recibieron tímidos aplausos desde la bancada del PP.

Tras su intervención, Gabriel Rufián pidió la palabra para exigir al representante del PP que retirara los insultos vertidos contra la ministra de Igualdad. “Pedirle al diputado del PP que retire el insulto de inútil a la ministra Montero. Y me da vergüenza tener que pedirlo yo, que no formo parte de su grupo parlamentario”, dijo el portavoz de ERC.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, dio la oportunidad al dirigente del PP de retractarse, pero Píriz Maya no lo hizo. “Inútil es no útil. Y sigo pensando que no es útil. Por tanto, no lo retiro”, respondió, mientras otro dirigente del PP próximo a él exclamaba: “Muy bien, muy bien”.

El representante de Unidas Podemos en el debate, Txema Guijarro, hizo después una breve mención al incidente al término de su intervención devolviendo el ‘adjetivo’ al diputado del PP: “Inutilidad es de lo que ha hecho usted aquí gala”.

“Fecundada por un macho alfa”

Un día después, la humillación llegaba para la ministra de Igualdad desde Zaragoza. La Consejera de Economía, Innovación y Empleo, Carmen Herrarte, (Cs) aseguró en una comisión que “las mujeres de centro derecha han salido adelante por sus méritos, sin cuotas, frente a otras que están donde están porque las ha fecundado el macho alfa”. Una alusión clara y directa hacia Montero. Un comentario que llevó a los concejales de PSOE, ZeC y Podemos presentes a abandonar la comisión y a ser censurada por su propio partido.

El portavoz de Cs en el Congreso, Edmundo Bal, repudió sus palabras y pidió “respeto para todos”, independientemente de las discrepancias política que pueda haber. “Son unas palabras absolutamente impresentables. Ya entenderán ustedes que yo soy quien más puedo discrepar con Irene Montero en todas sus políticas, pero desde luego siempre la voy a tratar con respeto y es lo que también le pido, por supuesto, a todo el mundo que haga con nosotros”, afirmó.

El toque de atención llevó a Herrarte un día después a tildar su frase de “inconveniente”. “No me duelen prendas en rectificar”, dijo ante los medios. E insistió en que pedía disculpas si sus palabras pudieron ofender a alguien.

“Estudiar en profundidad a Iglesias”

Pero los ataques contra Montero no se han frenado ahí. Este miércoles, de nuevo en el Congreso,  la diputada de Vox Carla Toscano se dirigió directamente a Irene Montero para decirle que su ”único mérito” había sido “estudiar en profundidad a Pablo Iglesias”. 

El episodio ocurrió durante el debate de los Presupuestos del Ministerio de Igualdad, en el turno de portavoces, cuando Toscano, tras tachar a Montero de “libertadora de violadores”, le recriminó que se atreviera a “insultar a toda la judicatura” e hizo esa alusión a Pablo Iglesias.

El vicepresidente primero de la Mesa del Congreso, Alfonso González de Celis, llamó al orden a la diputada y anunció que las palabras de Toscano serían retiradas del diario de sesiones.  Pero Montero, muy emocionada y con lágrimas en los ojos, solicitó que sí se incorporara al diario de sesiones la “violencia política que se está ejerciendo en este momento en la sede de la soberanía popular” para que “no se borre” y después de ella “no venga ninguna”.



“Que todo el mundo la pueda recordar y se sepa que las feministas y demócratas somos más y les vamos a parar los pies a esta banda de fascistas con más derechos”, añadió Montero, quien recibió un largo aplauso de los parlamentarios antes de abandonar emocionada el hemiciclo.

La derecha resucita un comentario de Iglesias sobre Ana Botella

El suceso provocó una cascada de reacciones en Twitter y en el Congreso de Unidas Podemos, ERC y en el ala socialista del Gobierno, así como de Pedro Sánchez. “Estamos juntos contra la violencia machista. Negarla es una forma de ejercerla. Subirla a la tribuna del Congreso es cruzar una línea intolerable. Seguiremos adelante con convicción y determinación. Todo mi apoyo, Irene Montero”, escribió el jefe del Ejecutivo en esa red social. La ministra agradeció estas palabras a Sánchez y respondió: “Caminamos juntos y juntas para avanzar en derechos feministas, más democracia y justicia social. Con convicción y determinación”.

Pero la oposición no ha rebajado el tono. Tras recibir un amplio apoyo del mundo político, PP y Vox rescataron unas palabras de Pablo Iglesias contra Ana Botella, mujer de José María Aznar y exalcaldesa de Madrid, para demostrar que el exlíder de Podemos también atacó a dirigentes de la derecha por estar casadas con otras autoridades políticas. ”¡Qué piel tan fina tienen los que van de la mano de filoterroristas, los que apedrean actos políticos, los que sueltan violadores, los que defienden la pederastia,  los que indultan a corruptos y golpistas, los padres de toda violencia!” escribió Abascal en Twitter. El PP de la Comunidad de Madrid, dirigido por Ayuso, también ha rescatado ese momento de Iglesias.

Fuentes de Génova expresan por su parte que Irene Montero “debe dimitir o ser cesada por los daños que está causando la chapuza de la Ley sí es sí y su soberbia para no rectificar, pero eso no justifica los ataques que recibió ayer”. “No podemos compartir este tipo de descalificaciones y eso nos diferencia también del partido de la señora Montero, cuyos dirigentes no han tenido reparos en atacar a las mujeres del PP con ofensas similares a las que recibieron ayer y que tanto le hicieron indignarse. Está claro que no todos somos iguales”, expresan los populares.

También te puede interesar...