¿Cómo es el impuesto a la banca del Gobierno sobre el que el BCE muestra dudas?

La presidenta del BCE Christine Lagarde (Photo: Xinhua News Agency via Getty Images)
La presidenta del BCE Christine Lagarde (Photo: Xinhua News Agency via Getty Images)

La presidenta del BCE Christine Lagarde  (Photo: Xinhua News Agency via Getty Images)

El Banco Central Europeo (BCE) mostró este jueves sus discrepancias sobre el impuesto a la banca que el Gobierno anunció el pasado mes de agosto y con el que espera recaudar alrededor de 1.500 millones de euros anuales entre 2022 y 2023.

La institución que dirige Christine Lagarde pide al Ejecutivo español que realice un “análisis exhaustivo” de las consecuencias negativas que podría tener este impuesto para saber si podría afectar a la concesión de créditos, a la rentabilidad de las entidades de crédito y financieras y a las condiciones de competencia en el mercado.

Pero, ¿en qué consiste realmente este impuesto y para qué está ideado? La intención por parte del Gobierno es que el impuesto recaiga sobre los márgenes del negocio financiero de la banca. Es decir, sobre el diferencial entre lo que paga cada entidad y lo que percibe en intereses y comisiones. El umbral a partir del que se pretende que se aplique este supuesto es de 800 millones de euros.

El tipo impositivo a partir de este cifra sería del 4,8 % para 2022 y 2023, que junto con otro del 1,2% sobre las ventas de grandes empresas energéticas, pretende recaudar unos 7.000 millones de euros en dos años para ayudar a sufragar el coste de medidas destinadas a paliar los efectos de la guerra en Ucrania.

La medida fue anunciada el pasado mes de agosto por el gobierno de coalición y actualmente se encuentra en fase de tramitación parlamentaria. Como era de esperar, el sector bancario se ha mostrado en contra alegando que con este nuevo impuesto su presión fiscal se dispararía a niveles peligrosos.

El Gobierno pide “prudencia”

Pese al toque de atención del BCE, el Gobierno seguirá adelante con su plan. “El informe en ningún momento plantea ni su paralización ni que no haya un impulso al gravamen”, sino “recomendaciones generales” habituales en este tipo de dictámenes, dijo la ministra de Hacienda María Jesús Montero en declaraciones a la prensa en el Congreso de los Diputados, a la vez que pidió al BCE prudencia a la hora de evaluar las consecuencias de este impuesto.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

También te puede interesar...