Imprime su boca en una mascarilla como si la llevara mal puesta y graba la reacción de la gente

Un hombre llamado Brian Parsley ha decidido tomarse con humor las tensiones generadas entre ciudadanos a cuenta de las mascarillas mal puestas y ha salido a la calle con un cubrebocas muy peculiar y provocador. Parsley ha impreso su boca en una de ellas como si la llevara a la altura de la barbilla y ha grabado la reacción de la gente.

El experimento se puede ver en su cuenta de TikTok, @brianhetheman, donde publica varios vídeos paseándose por un supermercado, una gasolinera y un concesionario de coches con su particular atuendo. Las miradas de desaprobación y las peticiones para el correcto uso de la mascarilla han sido la tónica general.

“Estoy en un concesionario, voy a comprobar si alguien lo nota”, explica en una de las secuencias antes de entrar a la tienda de automóviles. Evidentemente, no pasa desapercibido y uno de los empleados le pide que se coloque bien el cubrebocas: “Se lo tiene que poner por encima de la nariz”.

Tras responderle que lo lleva bien puesto y bajárselo un poco para mostrarle el rostro, el trabajador expresa su sorpresa: “Woow, es impresionante”. Se trata de un vídeo que ha causado sensación entre los usuarios de TikTok y que ha superado los 34 millones de visualizaciones.

Pero además de esta, Brian Parsley comparte otras grabaciones de las mismas características. En una de ellas, el hombre entra en un comercio para comprar comida asiática y la encargada le invita a marcharse si no se coloca correctamente la máscara.

Por otro lado, la dependienta de la tienda de ropa de un centro comercial se muestra fascinada al descubrir que se trataba de una broma muy bien orquestada por el protagonista de esta historia: “Esto es salvaje, me encanta”.

Parsley ha querido aportar así un toque de humor en una época tan complicada y también mostrar el compromiso de la ciudanía con las medidas antiCovid.