Impresión 3D: un sofisticado traje de propulsión jet para ayudar a paramédicos

El traje viene desarrollándose desde 2017 y en su última versión, impresa en 3D, cuenta con dos mini motores jet en cada brazo y tres en la mochila trasera que pueden alcanzar una velocidad de 136 kilómetros por hora a más de 3.650 metros, no obstante, el entrenamiento se realiza con una menor velocidad y en terrenos mucho más bajos.

En Reino Unido fue creado un innovador traje de propulsión jet para paramédicos. Se trata de un desarrollo de la compañía Gravity Industries y permite el acceso a zonas donde el acceso humano común es imposible.

Richard Browning, fundador y director ejecutivo de Gravity aseguró que “todo este viaje comenzó con una visión aparentemente ridícula de ¿podrías hacer que un ser humano volara, no estando dentro de un vehículo sino simplemente agregando tecnología minimalista? y creo que hemos llegado mucho más lejos de lo que jamás imaginé. Pero lo realmente emocionante es que ya estamos al comienzo del viaje. Hay mucho más que podemos hacer y debido a que todo esto está impreso en 3D, practicamos con el diseño casi quincenalmente. así que hay una gran cantidad más que podemos ofrecer”.

El traje viene desarrollándose desde 2017 y en su última versión, impresa en 3D, cuenta con dos mini motores jet en cada brazo y tres en la mochila trasera que pueden alcanzar una velocidad de 136 kilómetros por hora a más de 3.650 metros, no obstante, el entrenamiento se realiza con una menor velocidad y en terrenos mucho más bajos.

“El desafío con el vierno y la lluvia es que claramente el agua golpea la cara y entra en los ojos cuando te mueves con algo de velocidad y contrarrestarlo a veces es un poco difícil pero realmente se trata de un artefacto muy estable que puedes maniobrar o manejar de manera segura”, explicó Jamie Walsh, paramédico.

El programa de entrenamiento que se está llevando a cabo en la región de Lake District en medio de condiciones extremas que incluyen fuertes lluvias y vientos de hasta 48 kilómetros por hora, pero que son clave para que los paramédicos aprendan las habilidades necesarias para utilizar esta tecnología en situaciones donde realmente tendrían que enfrentarse a estas situaciones.