El impopular Ranil Wickremesinghe jura como presidente de Sri Lanka

·3 min de lectura
© Oficina del presidente de Sri Lanka a través de AP

Hasta 2024, el veterano político Ranil Wickremesinghe podría ser presidente de Sri Lanka si el levantamiento popular se lo permite. El funcionario juró en su cargo este 21 de julio y su elección ha causado desazón entre los manifestantes, que esperaban también un cambio con su renuncia y así salir de la peor crisis económica de la historia del país. Ahora los manifestantes se alistan para su nuevo objetivo: la dimisión de Wickremesinghe.

El no muy aceptado entre la población de Sri Lanka y aún primer ministro, Ranil Wickremesinghe, presentó este jueves 21 de julio juramento como presidente del país y se prepara para formar un nuevo gobierno.

Tras una votación parlamentaria 24 horas antes y después de la dimisión y la salida del país del exjefe de Estado, Gotabaya Rajapaksa, el nuevo presidente deberá hacer frente a dos escenarios: la grave inestabilidad financiera y política que ha dado lugar a una revuelta civil de miles de personas desde finales de marzo, desesperadas por la pobreza, y a un gobierno altamente impopular.

Su renuncia, al igual que la de Rajapaksa y los principales líderes del país, también era pedida por quienes han hecho parte del levantamiento popular que el pasado 9 de julio desembocó en el asalto a las residencias oficiales del entonces presidente Rajapaksa y el primer ministro Wickremesinghe.

Los manifestantes lo han acusado de ser cómplice y sustituto de Rajapaksa y de conducir también al país al caos económico en el que está. Por ahora las esperanzas de que una nueva Administración trajera soluciones quedó en una ilusión, así se argumente que el cinco veces primer ministro tenga amplia experiencia administrando el Gobierno.

Además, poco importó el sentir popular entre los parlamentarios que votaron a favor de la designación -134 votos de los 225- que aparentemente lo consideran como el más apto para dirigir la nación.

El nuevo jefe de Estado “juró el cargo como octavo presidente ejecutivo de Sri Lanka en el complejo parlamentario ante el presidente del Tribunal Supremo esrilanqués, Jayantha Jayasuriya", informó el gabinete de prensa del mandatario.

Ahora, los manifestantes siguen al pie del cañón en las inmediaciones de la Secretaría de la Presidencia, mientras esperan nuevas instrucciones para continuar con su nuevo objetivo: la dimisión de Wickremesinghe.

"Ya arrestó en los últimos días a varias personas y a nuestros manifestantes. Por eso queremos empezar de nuevo nuestra protesta pacífica contra Ranil. Go home (vete a casa) Ranil", dice Lahiru AM Fernando, un joven cineasta que siente que esta es su única alternativa.

Sri Lanka sufre desde hace meses escasez de medicamentos, alimentos y combustible para el transporte y hasta para cocinar, provocada en parte por el gran endeudamiento con sus acreedores, erradas políticas gubernamentales y el impacto de los atentados de Pascua y la pandemia en el turismo.

Las tareas urgentes de Wickremesinghe en medio de una exorbitada inflación

Entre las tareas más urgentes de Wickremesinghe está retomar las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para negociar un programa de rescate financiero. El país sigue agotando sus reservas que comenzaron a caer bajo mínimos en noviembre pasado.

Datos oficiales indican que la inflación de alimentos subió hasta un exorbitante 80,1%. Los productos que solían comprarse en las tiendas comenzaron a escasear a medida que se agudizó la crisis y los que quedan son inaccesibles para muchos.

"Ahora solo comemos dos veces al día, comemos solo en el almuerzo y en la cena, porque incluso el pan para el desayuno es costoso y no nos lo podemos permitir", dice a la agencia EFE una ama de casa de Slave Island.

Mientras, los vehículos esperan hasta por cinco días en interminables filas frente a las estaciones de servicio esperando el próximo despacho de gasolina.

La nación insular entró en impago de su deuda exterior el pasado abril y tiene problemas para conseguir nuevos créditos para combustible o alimentos, por temor a que tampoco pague las nuevas deudas.

Con EFE y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente