Los impactos de la salida de Rusia de la Estación Espacial Internacional en 2024

La Estación Espacial Internacional fue diseñada para ser interdependiente, esto significa que los módulos estadounidenses, al menos por el momento, no pueden funcionar sin los rusos. La instalación tiene un segmento ruso que se encarga de los sistemas de propulsión y un segmento estadounidense que se encarga de la electricidad y los sistemas de soporte vital, por lo que hay una clara interdependencia.

Tras más de 20 años de cooperación entre Estados Unidos y Rusia, Moscú informó que se retirará de la Estación Espacial Internacional en 2024. El anuncio fue hecho por el nuevo jefe de la agencia espacial rusa, Roscosmos, Yuri Borísov y la intención es que en ese momento, Rusia empiece a construir su propia estación orbital.

El final de esta cooperación se anuncia en medio de la guerra en Ucrania que ya entró en su sexto mes, lo que ha generado varias rondas de sanciones internacionales contra Rusia.

Previamente ya el Kremlin había amenazado con retirarse, no obstante, que esta decisión llegue con el nuevo jefe de Roscosmos y sea anunciada desde ya para 2024, hace pensar que ahora sí se convertirá en realidad.

La Estación Espacial Internacional fue diseñada para ser interdependiente, esto significa que los módulos estadounidenses, al menos por el momento, no pueden funcionar sin los rusos. La instalación tiene un segmento ruso que se encarga de los sistemas de propulsión y un segmento estadounidense que se encarga de la electricidad y los sistemas de soporte vital, por lo que hay una clara interdependencia.

La estación está en la órbita baja de la Tierra, pesa unas 500 toneladas, le da una vuelta a nuestro planeta cada 90 minutos y requiere una propulsión determinada para mantenerse a unos 400 kilómetros de altura.

Desde hace ya varios años, Estados Unidos empezó a desarrollar sus propias naves y cohetes para enviar astronautas al espacio, lo que redujo su dependencia de Rusia. Ahora, los expertos indican que tanto la Nasa como compañías privadas ya están trabajando en encontrar formas de mitigar el impacto de esta retirada, cuando todavía faltarán seis años del periodo previsto para el funcionamiento de la instalación, que va hasta 2030.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente