¿Cómo impactan las elecciones de medio término al mercado de valores?

De cómo estén las cargas en el Congreso de Estados Unidos depende la agenda del presidente Joe Biden para los próximos dos años. Si los republicanos, que han liderado las apuestas, ganan el control de la Cámara de Representantes, el Senado o ambos, darán paso a un gobierno dividido, que suele ser más atractivo para el mercado.

Difícilmente los mercados financieros, en especial Wall Street, suelen tener grandes variaciones en la víspera de elecciones en Estados Unidos. Y las de medio término que se llevaron a cabo el martes 8 de noviembre no fueron la excepción.

El mercado está a la espera de conocer los resultados definitivos de una elección que podría determinar el futuro de la agenda liberal del presidente demócrata Joe Biden en los dos años que le restan de mandato.

El futuro no está escrito en lo que a la bolsa se refiere. Sin embargo, la estadística sí ha dado señales de cómo se ha comportado el mercado bursátil dependiendo de qué partido domine el Congreso.

De acuerdo con un análisis de RBC Capital Markets, cuando un demócrata está en la Casa Blanca, como ocurre ahora, el mejor desempeño del mercado se da cuando los republicanos hacen contrapeso en una de las dos cámaras o en ambas.

Esta firma recoge datos desde 1932 para analizar, por ejemplo, la conducta del índice Standard & Poor's de la Bolsa de Nueva York según el dominio político que tenga el Legislativo.

Este índice es una canasta que aglutina 500 de las empresas más grandes por valor de mercado de un total de 6.000 que cotizan en Wall Street y es citado a menudo como el mejor termómetro de hacia dónde va la economía.

Cuando hay un presidente demócrata, dice el análisis, y el Congreso está dividido, la estadística reza que este índice sube un promedio del 14% anual; pero si está controlado por republicanos, ese rendimiento baja un punto. Y si los demócratas tienen la mayoría legislativa, esa valorización es del 10%.

Este año, ese índice ha caído un 20% en un periodo atípico en el que la inflación está en su mayor nivel en 40 años y la Reserva Federal ha tenido que hacerle frente con el alza más agresiva de tasas de interés en años.

Ganadores y perdedores por sectores económicos

Según un análisis de Reuters, el sector salud estaría más a gusto de tener un Congreso republicano porque se frenarían las iniciativas demócratas para impulsar políticas más estrictas sobre los precios de los medicamentos recetados y eso podría respaldar las acciones farmacéuticas y biotecnológicas.

Una victoria republicana también podría aumentar las expectativas de un mayor gasto en defensa y una legislación más favorable para la industria de los combustibles fósiles.

En cambio, un triunfo demócrata podría ayudar a las acciones de las empresas de energía limpia y cannabis, dadas las expectativas de que el partido probablemente favorezca una legislación más amigable para esas industrias.

Los estrategas de Morgan Stanley escribieron el lunes que si los demócratas mantienen la mayoría en el Congreso, podrían aumentar los rendimientos del Tesoro y fortalecer el dólar, ya que un gasto fiscal potencialmente más alto podría exacerbar la inflación y obligar a la Reserva Federal a aumentar las tasas más de lo esperado.

Con Reuters