Imágenes que creíamos imposibles: aficionados de Cruz Azul llorando de felicidad

Algo en el cosmos debió haberse quebrado cuando los aficionados del Cruz Azul derramaron lágrimas al ver a Cruz Azul campeón. 

Más de 23 años tuvieron que pasar para que la Máquina se coronara por novena ocasión y lo logró tras vencer a Santos de Torreón por un marcador global de 2-1 en una final que tuvo ansioso a todo un país.

Como nunca, hasta los aficionados de sus archirrivales querían ver que la maldición terminara (con excepción de los de Santos), porque esa maldición ya le pesaba a todos. Y por fin pasó. Adiós a las 'cruzazuleadas'.

Fue Jonathan 'Cabecita' Rodríguez quien se quedó con el honor de la épica hazaña, al anotar el gol del empate en el partido de vuelta en el Estadio Azteca, un encuentro que los Guerreros de Santos de Torreón empezaron ganando en la primera mitad para convertirse en el equipo, el primero en dos décadas, que no pudo vencer al Cruz Azul en una final. Ese será su estigma ahora.

Porque si el mundo fuera justo y la forma de elegir al campeón del balompié en México fuera por constancia y mérito, hace rato que el equipo celeste tendría las copas en su casa, pues en más de un torneo terminó como líder del torneo solo para perder en la liguilla, muchas de ellas, justo en la final, acumulando un total de 11 subcampeonatos. Un récord que nadie más tiene.

Vendrá una semana de debate, discusiones de café y cantinas, sobre si el gol del 'Cabecita' era válido o fuera de lugar. Pero lo cierto es que por primera vez no la 'cruzazulearon'. Por primera vez el llanto de la afición y de los jugadores en la cancha no fue por la derrota, por la humillación. Por primera vez fue por la victoria, porque sus fans menores de 23 años al fin ven a su equipo levantar el preciado trofeo. Ya saben lo que se siente.

Por primera vez, después de 16 directores técnicos, llegó uno que ganó una final. Y ese mérito ya nadie se lo quita a Juan Reynoso.

Esta vez no hubo espacio para burlas y sí para el sentimiento, como lo fue ver a un histórico capitán y arquero Jesús Corona ser noticia por llevarse la gloria y no por quedarse en la raya.

El 30 de mayo de 2021 es el día en que México se dio cuenta que todo es posible. Si Cruz Azul pudo ser campeón, ahora todo puede pasar. Llegó el momento de soñar.

También debes ver:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente