Las imágenes de este niño en bicicleta representan la felicidad más pura

Moss Ricketts es un jovencito ciclista, de casi tres años, que ha irrumpido en las redes sociales con un vídeo en el que aparece derrochando alegría sobre una bicicleta mientras desciende por los senderos de Squamish, en Canadá. Una cámara GoPro colocada en el manillar ha sido la encargada de captar las reacciones del pequeño, que reflejan la felicidad en estado puro.

Se trata de una secuencia de algo más de dos minutos en la que aparece Moss en primer plano gesticulando, gritando y cantando sin complejos: “Allá voy. No te preocupes, lo tengo. Esta ha sido la más grande”. El chaval lanza todo tipo de expresiones de ánimo para sí mismo mientras se enfrenta a los obstáculos que se encuentra en el camino.

Eso sí, lo hace entusiasmado y con una sonrisa en la boca que no desaparece ni en los momentos más difíciles. Prueba de ello es la rápida recuperación tras una caída de la que sale airoso cantando y volviéndose a poner a los mandos de la bicicleta para enfrentarse a nuevos obstáculos.

El pequeño va acompañado en todo momento de su padre y de un grupo de amigos que, contagiados por la alegría del menor, lo animan a seguir adelante con entusiasmo: “Buena ruta Moss”. “Estoy muy contento”, exclama el pequeño a medida de que se va acercando al final del camino para mostrar el buen rato que ha pasado sobre la bici junto a sus amigos y familiares.

“Gracias por la ruta más larga que he hecho jamás Nana y papá”: es el texto que acompaña al vídeo del pequeño publicado en la cuenta de Instagram que comparte con su hermana. Las imágenes llevan 3.700 reproducciones y decenas de comentarios de usuarios que aseguran que es el mejor vídeo que han visto en las redes sociales.