Una ilusión óptica le lleva a confundir un charco en el interior de un túnel con un agujero profundo

Una ilusión óptica confundió a los conductores de una carretera de Milwaukee (Estados Unidos). El efecto visual hacía pensar que había aparecido un enorme agujero en mitad de un túnel. Los automóviles, ante el potencial peligro, intentaban esquivar el espejismo frenando y pasándose al carril de al lado.

Sin embargo, lo que parecía una trampa mortal se trataba en realidad de un charco de agua que se había acumulado a un lado de la carretera. El clip ha generado tanta expectación que ha corrido como la pólvora en la red, generando más de nueve visitas en Twitter y dos millones en Instagram.

El hombre que está filmando las imágenes retrata como algunos conductores caen en el engaño y piensan que parte del camino se ha derrumbado. Sin embargo, uno de ellos acelera antes de acercarse al agujero y a pocos centímetros de atravesarlo, decide cambiarse de carril. Una acción que puso los nervios de punta a los usuarios que se encontraron por casualidad con el vídeo.

Pero no todos se dejaron manipular tan fácilmente, y desde el principio pudieron reconocer el charco de agua en lugar de un agujero sin fin. “Eso no es un espejismo, es agua”, afirmó uno de ellos. “¡Me di cuenta de que era agua en cuatro segundos!”, apuntó otro usuario.

Las ilusiones ópticas en la carretera se producen de forma más frecuente de lo que uno imagina. Ejemplo de ello es la típica imagen del asfalto en verano, que, aunque se encuentra seco, parece que presenta a lo lejos varios charcos de agua o que incluso, se mueve en ondulaciones. Este fenómeno encuentra su explicación científica en la refracción de la luz.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente