A Iker Jiménez se le vuelve en contra su foco en el 8M

Cine 54
·6 min de lectura

La última entrega de Horizonte, el programa de Telecinco presentado por Iker Jiménez creado para abordar la pandemia del coronavirus con la presencia de médicos y expertos, ha dividido a los espectadores. Y es que el periodista ha enloquecido con la posibilidad de que se aprueben nuevas masificaciones callejeras en plena tercera ola. Pero, claro, en el programa se han centrado en debatir sobre las manifestaciones del 8M y el periodista hasta ha tenido que responder vía Twitter por haberse llevado las manos a la cabeza con esta próxima concentración y dedicar gran parte de su programa a este apartado y no a otros también controvertidos en lo que una parte de la opinión pública entiende que supone una estrategia ideológica contra la izquierda.

©Mediaset
©Mediaset

Después de que la ministra de Sanidad Carolina Darias haya hecho un llamamiento a la responsabilidad, recalcando que todavía seguimos en situación de riesgo extremo como para que se celebren manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer (8M), Iker Jiménez y su mesa de expertos han censurado también en Horizonte estas inminentes salidas masivas. Así, un sinfín de activistas feministas han promocionado ya las manifestaciones puesto que no han sido prohibidas (como tampoco las protestas por la liberación de Pablo Hasel), siempre y cuando mantengan los parámetros exigibles en esta situación de pandemia.

"No me gustan las bromas macabras", ha dicho primeramente Pablo Fuente muy tajante al respecto. El colaborador ha añadido, después de explicar que el delegado del Gobierno en Madrid José Manuel Franco ha contado que ya ha recibido peticiones para las manifestaciones del 8M y que no han prohibido ninguna hasta el momento porque se cumplen los parámetros, que "esta misma persona decía que el año pasado no había datos objetivos para prohibir el 8M y que acertar la quiniela los lunes es fácil. Pues el mensaje que yo mando es: ahora tenemos datos de que esto es una temeridad. Esto es una broma macabra". Y ha rematado: "Me alegro mucho que haya salido la ministra Carolina Darias diciendo que por coherencia y por datos epidemiológicos no ha lugar a todo esto".

El discurso del experto ha ido más allá puesto al sacar a relucir un informe oficial del CSIC en el que detallan las graves consecuencias del pasado 8 de marzo de 2020: "Las ciudades actúan de irradiadoras del virus y el control de la movilidad es fundamental cuando el nivel de transmisión comunitaria es alto". Y es por esto que el experto ha suplicado: "No sé si seguimos elaborando documentos para vendernos al peso pero, desde luego, me parece una broma absolutamente macabra. Creo que hay que acabar con ese discurso, que ojalá reine la cordura y que esto no se permita. Soy el primero que cree tenemos que tener igualdad y creo que hay formas de hacer esto distintas, online. Esto un sinsentido y con lo que sabemos hoy aún más".

Y, seguidamente, el presentador apuntilló: “Yo no puedo ver a mis padres, porque no no puede haber no convivientes en mi casa, ¿y puedes 500 personas?”. Por su parte la doctora Montoya tampoco aprueba estas salidas ya que por mucho que se haya anunciado que serán de hasta 500 personas le preocupa cómo se controlará el aforo con la que sigue cayendo: "Vamos a aprender de los errores que cometimos durante todo el año. Y no los volvamos a hacer. Hacer reuniones de más de los convivientes es un riesgo y le estamos facilitando al virus entrar y aumentar las infecciones”.

“Yo estoy absolutamente a favor de la libertad de expresión de todo el mundo pero si haces muchas manifestaciones de 500 personas es lo mismo que una de un millón y esto, inmunológicamente, es un desastre de verdad”, ha intervenido Iker Jiménez mientras que, efectivamente, la doctora Montoya ha explicado que “inmunológicamente lo que estamos haciendo es abrirle una puerta al virus”.

Igualmente el doctor Carballo ha abochornado a la clase política por mandar mensajes contradictorios: “Cuando tú dices que esto es muy serio y, de repente, dices que manifestaciones de menos de 500. Cuando dices que esto es muy serio pero se puede ir a votar a Cataluña y pueden salir los positivos”. Y es que el profesional sanitario ha recordado que tras los disturbios catalanes y las elecciones "por segundo día consecutivo en el índice reproductivo en Cataluña aumenta y la positividad de las pruebas".

El doctor Gaona también tiene clara su postura: "O son ineptos o tienen mala fe, porque realmente a estas alturas con tantísimos muertos que a alguien se le ocurra hacer una manifestación cuando nos estamos jugando la vida es que es criminal, y lo que revela es la actitud que hay detrás de ese tipo de comunicación". Y la doctora Montoya ha apuntado con contundencia que "las prioridades los científicos y los sanitarios las tenemos muy claras y lo que hay que hacer es combatir el virus". Asimismo ha manifestado tajante que "hay que pensar que Semana Santa no existe, estamos en una guerra y para Semana Santa no tenemos las herramientas necesarias para poder salir libremente y tener nuestra vida como todos deseamos".

El discurso de Iker Jiménez y sus invitados no ha pasado desapercibido, como suele ser habitual cada vez que hay programa; de hecho, ha provocado el debate social en la red. En Twitter al periodista le han caído unos cuantos palos por dedicarles tanto tiempo en pantalla a las manifestaciones feministas del 8M, en contraposición a otras concentraciones menos ideológicas, o ideológicas en sentido contrario. Así, hay que ha publicado que "da asco" y que "es suficiente" escucharle hablar de este tema. En general, Iker Jiménez despierta más simpatía entre el centro-derecha y rechazo entre la izquierda, por lo que es entendible que este jueves por la mañana el presentador fuerea de nuevo trending topic con un elevado número de quejas y críticas por entender que está instrumentalizando la pandemia.

En este sentido. propio presentador ha querido defenderse de las críticas en Twitter asegurando que me hace gracia los que dicen que me meto con las manifestaciones del 8M y no con el concierto de Raphael. Evidentemente no han visto los programas recientes donde he remarcado la barbaridad del concierto de forma rotunda. ¿Son ignorantes, no atienden o sencillamente mienten?”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Durante los últimos meses se han producido otras aglomeraciones polémicas como el mitin de Vox en el Palacio de Vistalegre de Madrid, el concierto de Rafael en el WiZink Center el pasado mes de diciembre o las manifestaciones de las caceroladas contra el Gobierno de la calle de Núñez de Balboa que se multiplicaron en zonas de Chamberí, Chamartín o Aravaca. Y si bien es cierto que el presentador de Vitoria-Gasteiz ha hecho referencia a otras concentraciones (se mostró especialmente duro con el multitudinario concierto del veterano cantante asegurando que le parecía demencial e inaudito y considerando que existe una falta de conciencia social ante la situación generada por la COVID-19), no llevó a un panel de colaboradores para hablar del tema, si bien es cierto que entonces su programa no había evolucionado a la actualidad hasta este punto.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset