Iker Casillas preocupa: “Está hecho polvo, lo está pasando muy mal” tras el ingreso de Sara

Anna Sanchez
·2 min de lectura
PORTO, PORTUGAL - OCTOBER 25: Sara Carbonero (L) and FC Porto's goalkeeper Iker Casillas from Spain attends FC Porto Gala Dragoes de Ouro 2016 - 2017 at Dragao Caixa on October 25, 2017 in Porto, Portugal. (Photo by Carlos Rodrigues/Getty Images)
Iker Casillas no deja sola a Sara Carbonero desde su ingreso en la clínica (Photo by Carlos Rodrigues/Getty Images)

Con 37 años recién cumplidos la periodista deportiva Sara Carbonero ha sido ingresada en la Clínica Universidad de Navarra donde todavía permanece y eso tiene muy preocupado a Iker Casillas.

El exfutbolista y Sara estarían atravesando una crisis y algunos medios apuntan hasta a ruptura sentimental dado que llevan cosa de un año sin subir ni una fotografía juntos a redes sociales y, según los rumores, Carbonero vivirá en ‘La Finca’ con sus hijos mientras que Iker lo hará en un apartamento que ya está reformando.

Sin embargo todas estas habladurías sobre si Iker y Sara siguen o no siendo pareja han pasado a un segundo plano y es que, ahora que Carbonero necesita a Casillas bien cerca, él no le ha fallado en absoluto.

En un primer momento y con la noticia del repentino ingreso de la joven en el hospital todo apuntó a una recaída en su cáncer pero posteriormente se ha matizado que el ingreso ha sido a causa de una operación previamente programada y, sí, relacionada con su patología pero no inesperada ni de recaída.

Sea algo premeditado o una urgencia, Iker Casillas está al pie del cañón y no deja a Sara sola ni un momento. Respetando, obviamente, los protocolos anticovid de clínica, el exdeportista pasa las mañanas junto a Carbonero y la madre de ésta.

La revista ‘Semana’ ha revelado en exclusiva que a Iker le está pasando una fuerte factura personal el ver a Sara ingresada y, de hecho, el semanario publica las fotografías de un emotivo abrazo de consuelo entre el exportero y un amigo íntimo.

El entorno cercano a él asegura que “Iker está hecho polvo, lo está pasando realmente mal” y es que el de Móstoles está profundamente preocupado por la salud de su mujer y solo se va de la clínica para atender a los dos hijos que tienen en común.

Sara Carbonero está también acompañada de noche y es que su leal hermana Irene que siempre ha sido uno de sus grandes apoyos a lo largo, no solo de la enfermedad, sino de la vida. Sus largas conversaciones le hacen más amena la estancia en la clínica.

También su amiga Isabel Jiménez la está apoyando a tope y es que, aunque su hijo menor nació hace pocas semanas y ella sigue en activo en la televisión saca tiempo de donde sea para ir a apoyar a Sara y, si puede, sacarle una sonrisa de ánimo.

Aunque Iker y, supongo, el resto de familiares y amigos, estén bajos de ánimo lo más importante en este momento es transmitirle a Sara toda la energía y fuerza en esta lucha que empezó en 2019, cuando la periodista fue intervenida por un tumor maligno en el ovario.

Más historias que te pueden interesar

Las claves de la supuesta ruptura de Iker Casillas y Sara Carbonero están en su Instagram

Una recaída obliga a Sara Carbonero a volver al hospital

Los rumores de crisis entre Sara Carbonero e Iker Casillas : ¿separación a la vista?