Ikea prepara una transformación total en sus tiendas como las conoces

·3 min de lectura

Ikea, la popular cadena de muebles sueca, tiene planes para renovar su imagen y la experiencia de ir a comprar a sus tiendas. Este consiste en remodelar, de momento en Shanghái (China) a modo de prueba piloto, su almacén ofreciendo a los clientes la posibilidad de convertirse en parte activa de la tienda o, como lo han definido en varias revistas del sector y recogido The Guardian, “parte del mobiliario”.

La idea es ofrecer al cliente una experiencia más participativa en el recorrido por sus tiendas. (Foto: REUTERS/Jason Lee)
La idea es ofrecer al cliente una experiencia más participativa en el recorrido por sus tiendas. (Foto: REUTERS/Jason Lee)

Uno de los atractivos que ofrece Ikea como cadena (más allá de sus precios y diseños) es ese recorrido marcado por flechas en el suelo guiando al cliente por su exposición de espacios y minicasas en las que se muestran infinidad de posibilidades, sugerencias y todo un máster en cómo aprovechar el espacio al máximo con sus productos. Un ‘placer’ si se disfruta de ese tipo de recorridos y se va con tiempo y, todo sea dicho, un estrés cuando se dispone del tiempo justo y los atajos no se encuentran.

Si ese recorrido va a desaparecer con el nuevo planteamiento de experiencia o no es algo que se desconoce a día de hoy. Puede que ambas propuestas convivan y que, incluso, se fusionen la una con la otra. The Guardian ha intentando ponerse en contacto con Ikea, pero el departamento de prensa de la cadena ha declinado comentar el asunto. 

Aún así, está claro que su proyecto cambiará el concepto y el aspecto de sus tiendas tal y como se conocen. Porque lo que sí se sabe, por las publicaciones citadas por este medio británico, es que lo que quiere la compañía es que sus clientes sean más participativos. Siempre y cuando, claro, así lo quieran. Y, además, ofrecer con ello una experiencia más en primera persona y enriquecedora a quienes acuden a sus grandes almacenes. 

Esta experiencia inmersiva consistirá en que los clientes puedan sentarse a descansar en los distintos espacios de los locales, convirtiéndose en “foco de atención” e incluso invitándoles a pasar el rato con influencers. Se habla de espacios de relajación y talleres que se llevarán a cabo en “salas recreativas” en las que se enseñará a fabricar y repara muebles, entre otras actividades.

Esta prueba, que será puesta en práctica en Shanghái, ha sido bautizada como "experiencia hogareña del mañana” y estaría orientada a fomentar la sostenibilidad. Ya se hizo algo similar en Szczecin (Polonia) y está previsto que se lleve ponga en práctica en Londres y Viena. Si el resultado es satisfactorio, entonces se podría implantar en el resto de Europa, según diversas publicaciones. 

En su publicidad sobre la nueva experiencia en Polonia, esta se vendió como una oportunidad de ver “cómo hacer que su hogar viva con pleno respeto por la naturaleza. Aprenderá sobre el nuevo papel de las plantas de interior. Encontrará formas nuevas y eficientes de procesar los residuos. Te regenerarás con la luz y probarás la cocina sin desperdicio”.

Esa sostenibilidad tiene que ver con los talleres mencionados e impartidos con la esperanza de que lo aprendido por los clientes en ellos sea trasladado a la vida real, fuera de IKEA. Anna Pawlak-Kuliga, directora ejecutiva y presidenta de Ikea China y directora de sostenibilidad, ha declarado a Lebensmittel Zeitung que “la gente tiene grandes expectativas de sus hogares y una necesidad considerable de pertenecer a una comunidad social”.

EN VÍDEO | Trabajador de IKEA construye una 'casa Hobbit' en su jardín trasero

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente