La igualdad en política para las mujeres en Irán está lejos de alcanzarse

·3 min de lectura

La escasa representación política de las mujeres en Irán podría empeorar si los ultraconservadores ganan las elecciones presidenciales de la próxima semana.

"El desafío más importante para las iraníes tiene que ver con su ausencia total en los órganos de toma de decisiones" de la República Islámica, declaró a la AFP Elaheh Kulai, exdiputada reformista.

Las feministas de Irán critican duramente la falta de resultados concluyentes en este ámbito durante el mandato del presidente saliente Hasan Rohani, un moderado que había prometido una liberalización social.

Rohani no solo incumplió sus promesas de crear un ministerio de la Mujer y nombrar a tres ministras, sino que las mujeres incluso dirigieron menos carteras entre su primer gobierno (formado en 2013) y el de su reelección en 2017.

El ejecutivo saliente cuenta solo con dos mujeres: Masumeh Ebtékar, vicepresidenta para la Mujer y la Familia y Laya Joneydi, vicepresidenta para asuntos jurídicos.

Los ministros necesitan la aprobación del parlamento pero las vicepresidencias, no.

Cuando presentó su gabinete ampliado en 2017, Ruhani fue muy criticado por no haberse atrevido a presentar ministras para la aprobación del parlamento.

- "Al menos una" -

Lo que él no hizo pese a tener mayoría en el Parlamento ¿cómo podría hacerlo su sucesor tras la aplastante victoria de los conservadores y ultraconservadores en las legislativas de febrero de 2020?

De todos modos el tema de la representación de la mujer no parece ser una prioridad para los candidatos a suceder a Rohani.

El ultraconservador Ebrahim Raisi, jefe de la Autoridad Judicial, que parte como favorito, simplemente lo ha ignorado por el momento. Se ha limitado a criticar las promesas de Rohani en este ámbito y se desconocen sus intenciones.

Entre quienes lo mencionan tampoco hay grandes diferencias: el ultraconservador Mohsen Rezai prometió "al menos dos ministras" y el reformista Abdolnaser Hemati, "al menos una".

Las promesas no garantizan nada, puesto que el parlamento es quien tiene la última palabra.

Las mujeres en Irán tienen un estatus legal inferior al de los hombres. En un tribunal, la palabra de una iraní vale la mitad que la de un iraní y, por ejemplo, a la hora de recibir una herencia a la mujer le corresponderá la mitad que a su hermano. Además, la legislación las obliga a usar velo.

Salvo que se mencione expresamente, lo cual es poco habitual, en su contrato matrimonial, una mujer iraní necesita el permiso de su marido para salir del país. Y las mujeres sufren todo tipo de discriminaciones.

Pero en más de 42 años la República Islámica ha avanzado mucho en la educación de la mujer, un factor de emancipación.

- Siete hombres -

Desde hace años, las universidades iraníes, que admiten solicitudes a través de una prueba de ingreso, tienen más alumnas que alumnos, y el acceso de las chicas a la enseñanza superior les abre perspectivas, sobre todo en el mundo empresarial.

"Las mujeres han brillado en todo en Irán donde no hay obstáculos para ellas, es decir, en la educación, la filantropía y el emprendimiento", dijo a la AFP Zahra Shojaei, exconsejera del presidente Mohamad Jatami (1997-2005) para temas femeninos.

"Las mujeres iraníes han demostrado que pueden derribar barreras. Necesitamos continuidad, estabilidad y la continuación de los esfuerzos que, por supuesto, están directamente vinculados a la situación política del país y al proceso de democratización de la sociedad", añade Kulai.

En política, no obstante, el camino de las mujeres hacia el reconocimiento es "largo y difícil", reconoce Shojaei, presidenta de un partido feminista, la Asamblea de las Mujeres Reformistas.

"Más de 40 años después de la revolución islámica, el número de diputadas hoy en día asciende a 17 (sobre 290 escaños), frente a cuatro" en el parlamento elegido en 1980, al año siguiente del derrocamiento de la monarquía, lamenta esta profesora universitaria.

Y una vez más, este año no se ha permitido a ninguna mujer presentarse a las presidenciales. El 18 de junio, los iraníes elegirán al próximo jefe de gobierno entre siete hombres.

ap-mj/vl/erl/bl

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente