Iglesias hace trampa tras demostrarse que la 'caja B' de Podemos no existe

·4 min de lectura
El exvicepresidente del Gobierno y fundador de Podemos, Pablo Iglesias, reclama más difusión del archivo de la querella sobre su inexistente caja B. (Photo By Fernando Sanchez/Europa Press via Getty Images)
El exvicepresidente del Gobierno y fundador de Podemos, Pablo Iglesias, reclama más difusión del archivo de la querella sobre su inexistente caja B. (Photo By Fernando Sanchez/Europa Press via Getty Images)

Podemos ha vuelto a quedar absuelto, y ya son un par de decenas las veces que esto mismo ha ocurrido, de un juicio en su contra por corrupción y/o malversación. Esta vez se trata de la famosa Caja de Solidaridad del partido morado sobre la que la Audiencia Provincial de Madrid ha declarado que "No consta distracción de los fondos" decretando el archivo definitivo de la causa.

El tribunal ha descartado, por tercera vez, que ese fondo al que los dirigentes del partido hacen donaciones de sus sueldos para destinarlas a proyectos sociales se utilizase para desviar dinero de la formación. El escrito viene a dar la razón a la Fiscalía, que ya se opuso a los recursos de Vox. Y, sobre todo, a la dirección del partido.

Uno de los encargados de dar la noticia ha sido su, hasta hace poco, secretario general. Pablo Iglesias lo ha divulgado en las redes sociales afeando el silencio que algunos medios de comunicación han guardado en su portada pese a que, cuando se abrió el citado caso, hicieron lo contrario. Un ejercicio que ha acompañado del siguiente texto:

“Aquí las portadas de 'El Mundo', 'ABC' y 'La Razón' cuando lanzaron el bulo de la ‘Caja B” de Podemos. Encima las portadas de hoy, cuando los tribunales han confirmado que no había ‘caja b’. El problema no es que sean periódicos de derechas; el problema es que mienten”

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Iglesias hace bien en pregonar que su partido está limpio de polvo y paja en materia de corrupción. Pero mezcla dos asuntos diferentes.

Es decir, es cierto que el caso de Podemos es digno de estudio. Hasta el punto de que el Fiscal emérito del Tribunal Supremo Julián Macías Tovar reconoce que “hay persecución judicial hacia Podemos”. Por eso el exvicepresidente del Gobierno debería señalar quién está detrás de esas denuncias interpuestas de manera sistemática contra la formación morada. 

Incluso podría apuntar a los jueces que han decidido admitir a trámite algunos recursos a sabiendas de que no iban a prosperar pero que, por lo menos, iban a alargar las sospechas en el tiempo. 

Pero que las noticias generan un mayor impacto cuando, como dice su nombre, se refieren a un hecho noticioso que se conoce por primera vez, no debería extrañar a nadie. Es más, ni siquiera las últimas denuncias contra Podemos han tenido tanta repercusión como las primeras. Porque la opinión pública ya se ha enterado de qué va la película.

Es un mal que afecta a la información que se realiza a golpe de twitter. Pero viene de lejos. Y ni siquiera perjudica solamente a Iglesias.

Hoy mismo se ha confirmado que el Juzgado de lo Penal número 11 de Madrid ha decretado la absolución del alcalde de Colmenar Viejo, Jorge García Díaz, de un delito continuado de prevaricación urbanística en relación con dieciséis expedientes urbanísticos de licencias de primera ocupación. Y está teniendo menos repercusión que la que tuvo su imputación

O que le preguntan al expresident de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, quien acaba de ver cómo quedaba archivada la novena causa contra él. Un político que tuvo que dejar la primera línea y que, tras 13 años imputado, ya solo le queda pendiente una pieza separada de la trama Gürtel. Efectivamente, cuesta creerlo, pero Camps sigue en la calle sin haber sido sentenciado por ningún caso pese a que, como él asegura, ha sido víctima de una "persecución con la concatenación de investigaciones" ininterrumpidas desde 2008. Cuando dimitió por el célebre caso de los trajes del cual fue declarado “no culpable”.

En vídeo | ¿La lucha contra la corrupción en América Latina es una causa perdida?

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente