La Iglesia ortodoxa postsoviética de Georgia, peso pesado de la identidad y la cultura

La Iglesia ortodoxa de Georgia disfruta de un poder e influencia considerables. Después de 70 años de opresión comunista, se convirtió en un motor para lograr la independencia y reconstruir el país. La religión, considerada el 'opio del pueblo' por los comunistas, mueve ahora los hilos del país. Pero podría convertirse en un freno a las ambiciones europeas del país donde nació Stalin.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente