La Iglesia italiana hará un informe sobre casos de abusos sexuales, pero solo desde el año 2000

·2 min de lectura
El presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, Matteo Zuppi (Photo: ANDREAS SOLARO via Getty Images)
El presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, Matteo Zuppi (Photo: ANDREAS SOLARO via Getty Images)

El presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, Matteo Zuppi (Photo: ANDREAS SOLARO via Getty Images)

La Conferencia episcopal italiana ha descartado este viernes abrir una amplia investigación, como se ha hecho en otros países europeos, sobre los abusos a menores cometidos por el clero y ha anunciado que realizará un informe sobre las denuncias y condenas de los casos analizados en el Vaticano en los últimos 20 años, defraudando así las peticiones de las víctimas.

En el comunicado final de la asamblea general de los obispos italianos en la que se ha elegido al nuevo presidente, el cardenal Matteo Zuppi, los obispos han anunciado la realización de un análisis de los datos que posee la Congregación para la Doctrina de la Fe, donde se investigan y juzgan estos casos, y relativos sólo al periodo del 2000-2021.

Zuppi ha asegurado que el informe se publicará el 18 de noviembre y que se ha elegido partir desde 2000 porque “era mucho más serio”. “Se lo debemos a las víctimas, la Iglesia está del lado de las víctimas”, ha señalado en rueda de prensa tras concluirse la Asamblea Plenaria, que ha estado marcada por las fuertes presiones por parte de las asociaciones de víctimas que habían pedido el establecimiento de una comisión independiente.

El análisis se realizará en colaboración con institutos de investigación independientes, que garantizará perfiles científicos y morales de alto nivel, y permitirá un conocimiento más profundo y objetivo y mejorar la prevención y las medidas para acompañar a las víctimas y supervivientes y perfeccionar los criterios de la investigación”, se lee en la nota, que no citó quiénes serán estos entes.

Descontento de las víctimas

Las asociaciones de víctimas habían pedido un informe relativo a al menos los últimos 60-70 años, como se ha hecho en otros países europeos para tener una visión aún más amplia de esta lacra y abriendo los archivos de todos los colegios, monasterios, diócesis y resto de centros católicos.

“No es verdad que queramos cubrir nada. Es seriedad. Queremos recibir los palos que merecemos. Pero queremos una transparencia justa. Algunos datos pueden ser discutibles, como ha pasado con el informe en Francia”, ha dicho Zuppi en la rueda de prensa final al referirse al método usado en el informe francés sobre los abusos que ha sido criticado por algunos sectores.

El nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Italiana también ha dejado claro que su pensamiento “está siempre con las víctimas” y que “su dolor” es su “primera preocupación”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente