Iglesia católica francesa señala que indemnizará a víctimas de abuso sexual

·3 min de lectura

La Conferencia Episcopal de Francia, reunida en una asamblea plenaria en Lourdes concluyó este 8 de noviembre con el anuncio de que la Iglesia indemnizará a las víctimas de abuso sexual por parte del clero, mediante la venta de propiedades o posibles préstamos. El anuncio fue hecho tras la divulgación de un escandaloso informe en octubre que indicó que al menos 2.600 menores fueron abusados por obispos y sacerdotes desde 1950.

Tras una creciente presión para compensar a las víctimas de abuso sexual por parte de miembros de la Iglesia, el Episcopado francés anuncia una reparación económica.

Aunque sin precisar una cifra, la Iglesia entregará una indemnización financiada con sus propios fondos "vendiendo activos inmobiliarios propiedad de la Conferencia Episcopal de Francia y de las diócesis", afirmó el presidente de la Conferencia Episcopal, el arzobispo Eric de Moulins-Beaufort, este 8 de noviembre, al terminar el encuentro que se desarrolló en Lourdes desde el pasado 2 de noviembre.

La institución también aseguró que podría obtener un préstamo para financiar las reparaciones, pero enfatizó en que no lo hará con donaciones de los fieles.

En los últimos días, la prensa francesa reportó que en el encuentro sería discutida la creación de un organismo independiente, financiado por un fondo patrimonial y responsable de identificar a las víctimas para cobrar sus reclamos de reparación.

Además, desde hace varios meses, la Iglesia francesa señaló que había comenzado a estudiar alguna forma de “contribución financiera” para quienes fueron abusados cuando eran niños, algo que se niega a calificar como una indemnización y prefiere llamarla una especie de ayuda.

Las discusiones estuvieron centradas en el informe de una comisión independiente que el pasado 5 de octubre reveló que 216.000 niños fueron abusados sexualmente por obispos y sacerdotes, en Francia, desde 1950 hasta el 2000.

Si se incluyen las agresiones por parte de miembros laicos de la Iglesia, la cifra de víctimas asciende a al menos 330.000 niños vulnerados.

Alrededor del 80% de las víctimas eran varones, niños de entre 10 y 13 años y “el abuso fue sistemático”, según aseguró Jean-March Sauvé, jefe de la comisión, durante la presentación del reporte.

El Episcopado francés pide al papa un enviado para evaluar el trato a las víctimas

También en su discurso de clausura, Moulins-Beaufort informó que los religiosos acordaron pedir al papa Francisco que designe un enviado para evaluar el trato de la Iglesia a quienes sufrieron las agresiones por décadas.

“Decidimos pedir juntos al papa, ya que somos nombrados por él, que venga en nuestra ayuda enviando a alguien en quien él confíe para que examine con nosotros la forma en que hemos tratado y tratamos a las víctimas y a sus agresores”, declaró Moulins-Beaufort frente a unos 120 prelados.

Asimismo, el grupo de religiosos anunció la creación de colectivos de trabajo que deberán reflexionar sobre el funcionamiento de la Iglesia tras las revelaciones sobre los delitos cometidos contra menores en el seno de la institución religiosa.

La comisión que indagó los casos, establecida por obispos católicos en Francia a fines de 2018, pero que trabajó independientemente de la Iglesia, concluyó que durante décadas la institución religiosa no solo ocultó, sino que permitió que los abominables crímenes continuaran ocurriendo.

Con AFP, Reuters y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente