Iga Swiatek supera a la tunecina Ons Jabeur en la final del US Open

·3 min de lectura
© AP/Frank Franklin III

La número uno del mundo, la polaca Iga Swiatek, resolvió en el tie break un segundo set que se le llegó a complicar por momentos, y se apuntó el título del US Open en el primer punto para partido del que dispuso en su duelo con la tunecina Ons Jabeur, a la que superó con parciales de 6-2 y 7-6.

Todo parecía encaminado a un fácil triunfo de Swiatek, quien comenzó rompiendo tres veces el servicio de su rival e imponiendo un ritmo arrollador que desconcertó por completo a Jabeur. Pero la cabeza de serie número cinco alcanzó a devolver dos veces los quiebres de la polaca y forzar el tie break en el segundo set.

En ruta a su victoria, Swiatek concretó cinco de las 12 oportunidades que tuvo para romper el saque de su rival, disparó un ace y conectó el 79% de sus primeros servicios.

Temporada de ensueño para la número 1

Es el séptimo título que gana este año Swiatek, una cifra que ninguna jugadora había alcanzado desde que Serena Williams lo hizo en 2014. Es también su segundo Grand Slam de la temporada, luego de la victoria en Roland Garros, y el tercer título de su carrera en los torneos grandes, pues también se impuso en París en 2020.

A sus 21 años, Swiatek se convierte en la jugadora más joven en acumular tres títulos en eventos de Grand Slam, desde que lo hizo la rusa Maria Sharapova en 2008, a los 20.

Además es la primera mujer con dos coronas de los torneos más importantes en el mismo año, desde que Angelique Kerber ganó el Abierto de Australia y el US Open en 2016.

Duelo entre las más sólidas de la temporada

Jabeur fue la primera mujer africana que llega a la final del último Grand Slam del año, y Swiatek se convierte en la primera campeona polaca de este torneo, que le reportó un cheque de 2,6 millones de dólares como premio.

Era un duelo entre las dos jugadoras más sólidas de la temporada. Swiatek llegó a hilvanar 37 victorias al comienzo de la temporada, superando las seguidillas de Venus Williams (35 en 2000) y su hermana Serena (34 en 2014), y empatando a la suiza Martina Hingis en el quinto lugar de las rachas ganadoras más largas de la Era Abierta, cuando se produjo la definitiva profesionalización del tenis.

Luego atravesó un bache temporal de nueve partidos en los cuales solo ganó cinco veces, hasta que recuperó la mejor versión de sí misma a tiempo para el US Open.

Jabeur, por su parte, estuvo presente también en la final de Wimbledon, donde marcó la primera presencia de una mujer árabe y africana en los 145 años de historia del torneo, pero perdió en el partido decisivo ante la rusa nacionalizada kazaja Elena Rybakina.

De hecho el lunes, cuando se actualice el escalafón de la WTA, Swiatek seguirá como número uno (una posición que ocupa desde el retiro de Ashleigh Barty en marzo) y Jabeur saltará al dos.