A los angloparlantes les lleva menos horas aprender español que alemán

M. J. Arias
·3 min de lectura

¿Se puede cuantificar aprender un idioma en número de horas? En el Foreign Service Institute (FSI), dependiente del Departamento de Estados de EEUU, creen que sí y han elaborado una clasificación por semanas y horas de estudio que recoge un buen número de idiomas según el tiempo que debe dedicarle un angloparlante (eso es importante ya que esta clasificación no aplica para hispanohablantes, por ejemplo) para hablar cada uno de ellos de manera eficaz. 

A un angloparlante le resulta más fácil aprender español que alemán. (Fuente: Getty Images)
A un angloparlante le resulta más fácil aprender español que alemán. (Fuente: Getty Images)

En la explicación de la elaboración de su lista desde el FSI comentan que las indicadas son las horas de estudio que necesitaría una persona para alcanzar un nivel Speaking 3: Competencia profesional general en expresión oral (S3) y Lectura 3: Competencia profesional general en lectura (R3). Aclarado el nivel, añaden que debe tenerse en cuenta que se trata de su opinión sobre la materia y que esta puede diferir de la de “algunos estudiantes o expertos de idiomas” que “pueden no estar de acuerdo con la clasificación”.

Pero, más allá de lo real o aproximado del resultado de su lista, lo cierto es que puede servir de guía para aquellos angloparlantes que se decidan a aventurarse a aprender un nuevo idioma. Solo echando un ojo al listado podrán encontrar cuáles deberían resultarles más sencillos de aprender y a cuáles deberían dedicarle, en principio, menos horas de estudios para alcanzar un nivel de competencia óptimo.

Así, por ejemplo, el español está entre los más sencillos para un angloparlante junto a otros como el danés, el holandés, el francés, el italiano, el sueco y el noruego (por mencionar solo algunos). Todos ellos están en la Categoría I, que engloba a los “idiomas estrechamente relacionados con el inglés” para los que calculan desde el FSI que un estudiante necesita entre 575 y 600 horas. En semanas, sus cuentas son de 23 a 24. Lo que hace una media de estudio de entre 26 y 23 horas semanales, aproximadamente.

Llama la atención en la soledad del alemán, único idioma similar al inglés dentro de la Categoría II. Para la lengua germana un angloparlante necesita 30 semanas de estudio y unas 750 horas invertidas en aprenderla. 

Hay hasta cinco categorías y entre la ‘más sencilla’ y la ‘más complicada’ hay un salto en cuanto a número de horas considerable. Si para el español bastan con unas 600 horas de estudio, para el árabe, el cantonés, el mandarín, el coreano y el japonés se requieren un total de 2.200 horas. Es decir, 3,6 veces más que para la lengua de Cervantes. Además, el japonés viene marcado en la lista con un asterisco dentro de la Categoría V, la que recoge los “idiomas que son excepcionalmente difíciles para los hablantes nativos de inglés”. 

Esa marcación con asterisco indica, según aclara el FSI, que “suelen ser más difíciles de aprender para los hablantes nativos de inglés que otros idiomas de la misma categoría”. Explicada su lista, hay una cosa que quieren dejar clara quienes la han elaborado y es que la dificultad no debe de ser un obstáculo, que no desanime a nadie.

EN VÍDEO | Cientos de personas llamadas Josh se reúnen para la batalla