Identifican dos medicamentos que reducen la mortalidad entre los pacientes más graves de covid-19

Michelle Roberts - Editora de Salud, BBC
·6 min de lectura
Los dos medicamentos son antiinflamatorios administrados por goteo.
Los dos medicamentos son antiinflamatorios administrados por goteo.

Expertos en Reino Unido identificaron dos medicinas capaces de reducir en una cuarta parte las muertes entre los pacientes más enfermos de covid-19.

Se trata de dos medicamentos antiinflamatorios -tocilizumab y sarilumab- administrados por goteo, que salvan una vida por cada 12 personas que reciben el tratamiento, según dicen los investigadores que han llevado a cabo una prueba en las unidades de cuidados intensivos del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés).

Los expertos dicen que los suministros ya están disponibles en todo el Reino Unido, por lo que se pueden usar de inmediato para salvar cientos de vidas.

Hay más de 30.000 pacientes con covid-19 en los hospitales del Reino Unido, un 39% más que en abril.

Además de salvar más vidas, los tratamientos aceleran la recuperación de los enfermos y reducen en aproximadamente una semana el tiempo que los pacientes en estado crítico deben pasar en cuidados intensivos.

Ambos parecen funcionar igualmente bien y su efecto favorable se suma al que ya se logra con un medicamento esteroide barato llamado dexametasona.

Aunque los medicamentos no son baratos -cuestan alrededor de entre US$1.000 y US$1.350 por paciente- los expertos señalan que la ventaja de usarlos es clara y destacan que su precio es menor que el costo por día de una cama de cuidados intensivos, de alrededor de US$2.700.

"Por cada 12 pacientes que trata con estos medicamentos, esperaría salvar una vida. Es un gran efecto", afirman el profesor Anthony Gordon, investigador principal del Imperial College de Londres.

Una caja de dexometasona.
El efecto favorable de estos medicamentos se une a los beneficios que se consiguen con el uso de la dexometasona.

En el ensayo REMAP-CAP realizado en seis países diferentes, incluido Reino Unido, con alrededor de 800 pacientes de cuidados intensivos:

  • Casi 36% de los pacientes con covid-19 de cuidados intensivos que recibieron atención estándar murieron

  • Los nuevos medicamentos redujeron esa cifra en una cuarta parte, a 27%, cuando se administraron dentro de las 24 horas posteriores al ingreso de los pacientes a cuidados intensivos

"El hecho de que ahora exista otro medicamento que puede ayudar a reducir la mortalidad de los pacientes con covid-19 es una noticia muy bienvenida y otro avance positivo en la lucha continua contra el virus", dijo el profesor Stephen Powis, director médico nacional del NHS.

El Secretario de Salud y Atención Social de Reino Unido, Matt Hancock, también celebró el hallazgo. "Los resultados de hoy son otro avance histórico en la búsqueda de una salida a esta pandemia y, cuando se agreguen al arsenal de vacunas y tratamientos que ya se están implementando, jugarán un papel importante en la derrota de este virus", señaló.

El Secretario de Salud y Atención Social de Reino Unido, Matt Hancock
El Secretario de Salud y Atención Social de Reino Unido, Matt Hancock, consideró el hallazgo como un avance histórico hacia el fin de la pandemia.

Los fármacos reducen la inflamación, que puede acelerarse en los pacientes con covid-19 y causar daño a los pulmones y a otros órganos.

Los expertos están aconsejando a los médicos que los administren a cualquier paciente con coronavirus cuya condición se esté deteriorando, a pesar de recibir dexametasona, y necesite cuidados intensivos.

El tocilizumab y el sarilumab ya han sido agregados por el gobierno a la lista de productos cuya exportación está restringida, que prohíbe a las empresas comprar medicamentos destinados a pacientes de Reino Unido y venderlos a un precio más alto en otro país.

Los hallazgos de esta investigación aún no han sido sometidos a una revisión por parte de otros expertos ni han sido publicados en una revista médica.

Vídeo | "Esto es lo que verás al final de tu vida si no usas mascarilla”: el mensaje duro de un médico de la UCI

Redacción - BBC News Mundovie., 8 de enero de 2021 1:18 p. m. GMT·3 min de lectura

La policía publicó imágenes de CCTV de un inidividio con quien quieren hablar en relación con el incidente.

Un hombre que se hizo pasar por trabajador del Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido inyectó una falsa vacuna contra la covid-19 a una mujer de 92 años.

La policía de Londres informó que están buscando al individuo que le pidió a la mujer US$217 para supuestamente vacunarla.

Indicó que era "crucial" que lo capturaran lo antes posible, ya que "podría poner en peligro la vida de las personas".

El detective Kevin Ives describió el hecho como un "asalto repugnante y totalmente inaceptable".

Se produce después de que el NHS advirtiera a la gente que nadie debe aparecer en la puerta de sus casas ofreciendo una vacuna, después de que se enviaran una serie de mensajes de texto falsos.

Según los planes actuales de implementación de la vacuna contra el coronavirus en Reino Unido, es el médico general o el proveedor de atención médica el que invitará a las personas a recibir la vacuna.

"Un instrumento similar a un dardo"

La policía dijo que la víctima permitió que el hombre entrara a su casa en la tarde del 30 de diciembre después de que le dijera que era del NHS y que estaba allí para administrar la vacuna de covid-19.

La mujer señaló que la pincharon en el brazo con un "instrumento parecido a un dardo" antes de cobrarle US$217, que el hombre dijo le serían reembolsados por el NHS.

El hombre fue visto en el área de Kingston-upon-Thames en el suroeste de Londres el 4 de enero.

La policía indicó que no se sabía qué sustancia, si alguna, se administró, pero la mujer había sido revisada en su hospital local y no mostró efectos nocivos.

El detective Ives solicitó información para ayudar a identificar al sospechoso.

"Es crucial que lo atrapemos lo antes posible, ya que no solo está defraudando a personas con dinero, sino que puede poner en peligro la vida de las personas", añadió.

El hombre hizo una segunda visita a la casa de la mujer el 4 de enero, cuando pidió otras £100 (US$135), dijo la policía.

La policía publicó imágenes de CCTV el viernes de un hombre vestido con un traje deportivo azul marino con rayas blancas en el costado, con quien quieren hablar en relación con el incidente.

Un portavoz del Departamento de Salud de Reino Unido dijo: "El NHS en Inglaterra nunca le pedirá datos bancarios, números PIN o contraseñas cuando se comunique con usted sobre una vacuna".

"Cualquier comunicación que diga ser del NHS pero solicite un pago, o datos bancarios, es fraudulenta y debe ser ignorada y denunciada a la policía".

"Nunca se le cobrará por la vacuna", agregó el portavoz.

Vídeo | "Esto es lo que verás al final de tu vida si no usas mascarilla”: el mensaje duro de un médico de la UCI

Otras historias que te pueden interesar: