Identifican nuevos biomarcadores de pacientes con melanoma maligno

Agencia EFE
·2 min de lectura

Granada, 18 feb (EFE).- Un equipo de investigadores ha identificado nuevos biomarcadores de pacientes con melanoma maligno, uno de los tipos de cáncer de piel más agresivos que existen, que podrían ayudar en su diagnóstico y evolución.

En concreto, los investigadores de la Universidad de Granada han estudiado el perfil molecular de unas pequeñas vesículas mensajeras, denominadas exosomas, producidas por las células madre cancerígenas (CMCs), que actúan en el proceso de carcinogénesis y de metástasis, en la sangre de pacientes con melanoma maligno.

Según ha informado la Universidad de Granada, la investigación ha puesto de manifiesto que estas vesículas producidas por las células madre cancerígenas presentan una composición molecular diferente a las de aquellas producidas por células del tumor más diferenciadas.

Además, esas moléculas también son detectables en los exosomas presentes en la sangre, y presentan diferencias en pacientes con melanoma maligno con respecto a individuos sanos, lo que las hace susceptibles de ser consideradas potenciales biomarcadores para el diagnóstico y progresión de esta enfermedad.

El melanoma maligno es uno de los tipos de cáncer de piel más agresivos que existen y su incidencia está aumentando en los últimos años a nivel mundial.

Entre los factores que contribuyen a la letalidad y gravedad de esta enfermedad destacan la aparición tardía de los primeros síntomas, la falta de tratamientos eficaces, la alta tendencia que tiene a producir metástasis y también los problemas que presenta su detección, según los investigadores, que apuntan que su diagnóstico sigue siendo problemático debido a la falta de señales o indicadores, denominados biomarcadores, que permitan detectar esta enfermedad de manera temprana y precisa, así como predecir cómo va a progresar la enfermedad en un paciente una vez detectada.

Estas características, que hacen a este tipo de cáncer una enfermedad tan grave, pueden ser en parte atribuibles a las denominadas células madre cancerígenas, una pequeña población de células que existe en los tumores y que presenta las características típicas de las células madre.

Son responsables del inicio, crecimiento y mantenimiento de los tumores, así como de las metástasis y de las recaídas, incluso años después de haber erradicado un tumor.

El equipo de científicos ha estado liderado por Juan Antonio Marchal Corrales, catedrático del departamento de Anatomía y Embriología Humana y director de la Cátedra Doctores Galera y Requena de Investigación en Células Madre Cancerígenas.

Los investigadores han comprobado que estos exosomas están implicados en muchos procesos tumorales, y las células los liberan y circulan a través de la sangre, lo que representa una fuente de biomarcadores interesante, dado que pueden aislarse fácilmente a partir de una muestra de sangre.

(c) Agencia EFE