La isla donde una Coca Cola cuesta $13 y una hamburguesa $30

·6 min de lectura

Ibiza es muy cara, siempre lo ha sido. Pero la gente está dispuesta a pagar por ella, incluso ahora, cuando el paraíso europeo donde confluyen las fiestas, las marcas de lujo y los famosos, también se vio golpeado por la subida de precios de la era pospandémica.

Happy friends cheering and drinking cocktails at beach party outdoor - Young millennials people having fun at weekend summer night - Youth lifestyle and nightlife concept - Main focus on left guys
Ibiza, la isla donde una Coca Cola cuesta $13 y una hamburguesa $30. Foto: Getty Images

En Ibiza, un restaurante en primera línea de playa puede cobrar 30 euros ($30) por una hamburguesa, y una discoteca con piscina hasta $13 por una lata de Coca-Cola. Durante el mes de agosto, en pleno verano, alquilar la tumbona de un lujoso club de playa roza los $500, y para reservar una cena “VIP” es posible que haya que desembolsar hasta miles.

Restaurantes, clubes nocturnos, alojamientos y taxis han aumentado notablemente los precios este año, dijo a CNBC el consultor de hoteles de lujo Ben Pundole, visitante frecuente de Ibiza. La tendencia, agregó, se debe al esfuerzo de las empresas por recuperar dos años de pérdida de ingresos en una isla estacional.

“Hay problemas en la cadena de suministro y la demanda acumulada es enorme”, dijo. Los datos oficiales lo respaldan: según el Instituto Nacional de Estadística de España, el número de turistas que visitan las Islas Baleares aumentó un 300% interanual en mayo.

Para Pundole, los precios de Ibiza “son una barbaridad”, pero hay mucha gente a la que simplemente no le interesa. “Después de 23 años en Nueva York, solo puedo compararlo con los Hamptons en el apogeo de la temporada”, aseguró.

Reabren las discotecas después de dos años

A finales de junio, Forbes España anunció la reapertura de las grandes discotecas de Ibiza tras lo que llamó “dos años de profundo letargo a causa de la pandemia”.

“Santuarios de la noche y del día como Ushuaïa, Pachá o Amnesia retoman su compromiso con los miles de asistentes que, a ritmo de bafle, acuden de nuevo guiados por los mejores DJs y artistas del panorama internacional como David Guetta, Calvin Harris o Martin Garrix”, reseñó la revista.

También se conoció que varias marcas relojeras, como Hublot, Bvlgari y Tag Heuer, del grupo LVMH, se asentaron en el puerto Marina Ibiza con el formato tienda efímera o pop-up para los meses más calientes. Tag Heuer lanzó allí su reloj Aquaracer Professional 300 de edición limitada a 3.500 euros.

El catálogo de las novedades en Ibiza incluye también el “primer performance gastronómico del mundo”, de la mano del chef Paco Roncero y el director creativo Eduardo Gonzáles, creadores de Sublimotion, una experiencia gastro-sensorial que ahora incluye el metaverso y costará 1.800 euros el cubierto.

“La exigencia de nuestro público nos obliga a estar a la vanguardia tecno-escénica”, dijo Gonzáles a Forbes. “Esta temporada vamos un paso más allá, transformando nuestra cápsula tecnológica en una habitación infinita. Los comensales podrán probar un menú adaptado a formatos tan innovadores como el nuevo “caleido-plato”, un soporte creado para disfrutar de la belleza de una composición gastronómica desde la primera hasta la última cucharada”.

De lo hippie al glamour como norma

Si bien los hippies se sintieron atraídos por Ibiza por sus rumores de vibraciones “magnéticas” en la década de 1960, podría decirse que fue el británico-australiano Tony Pike quien puso la isla en el mapa cuando abrió el Pikes Hotel, ahora conocido como Pikes Ibiza, en 1980.

Veinte años más tarde también surgieron clubes como Amnesia, Space (ahora hogar de Hi Ibiza) y Pacha. Desde entonces, se han abierto más, incluido Ushuaia, que fue nombrado el tercer mejor club del mundo en 2019 por la Asociación Internacional de Vida Nocturna.

Carolyn Addison, jefa de producto del especialista en viajes de lujo Black Tomato considera que la isla “tiene una especie de glamour establecido, por lo que hay mucho en oferta que es caro”.

The old city part of Ibiza city with white architecture and flowers on summertime.
Vista de la parte antigua de Ibiza. Foto: Guetty Images

“Tendría que rastrearlo hasta los años 60 cuando había este tipo de… multitud hippie”, dijo a CNBC. “A medida que esa multitud tal vez envejeció, se hizo más rica, más establecida, y [definió] la isla de una nueva manera”.

Un viaje de seis noches organizado por Black Tomato comienza desde alrededor de $7.260 por persona, que no incluye vuelo, pero sí alojamiento, desayuno y alquiler de yate privado de un día.

El hotel de lujo Six Senses es popular entre los clientes de Black Tomato, dijo Addison, sobre todo después de que anunció la adición de 19 residencias privadas y dos mansiones en junio.

Las mansiones cuestan alrededor de $16.000 por noche en el verano, según el sitio web del hotel. Los huéspedes tienen acceso a un spa, un club infantil y actividades diarias como kayak y saltos desde acantilados.

También nuevo en Six Senses este año es Beach Caves, un lugar con restaurante, espacio de música en vivo, estudio de grabación y seis suites con camas extra grandes, cerca de la ciudad de Portinatx en la costa norte de Ibiza.

Pundole, quien es el director creativo de Beach Caves, describió el área como “una vibra diferente” y la llamó “curiosa, mística, igualmente hedonista y bohemia como cualquier lugar que puedas imaginar”. Las suites Beach Caves comienzan desde $1.588 la noche en verano.

Este año, el grupo hotelero de lujo Mandarin Oriental se hizo cargo de la gestión de Tagomago, una isla privada frente a la costa este de Ibiza. Toda la isla está disponible para alquilar por unos 30.000 euros ($30.448) la noche, lo que incluye una villa privada, chef, mayordomo, y capitán del yate, según un folleto promocional.

Luca Finardi, director de operaciones de Mandarin Oriental Exclusive Homes, dice que la isla es cara porque los viajeros de lujo desean una combinación de “hermosos paisajes, restaurantes y bares de alta calidad, experiencias de compras elegantes y una animada vida nocturna”.

“Es una buena relación calidad-precio para las personas que buscan estas experiencias”, señaló.

En A.M.A Selections, un sitio de reserva de casas de lujo que se lanzó en junio, el costo promedio de una estadía en una villa de 10 días en Ibiza es de alrededor de 26.500 euros, según el cofundador Mariek Anselme.

La mayoría de los clientes deciden agregar otros servicios, como experiencias de cine emergente, que comienzan desde 500 euros por proyección, así como chefs privados, clases de yoga y tratamientos de spa.

Anselme asegura que existe en la isla una “escena de entretenimiento extravagante y de élite”. “En los últimos años, hemos visto más líderes mundiales en hotelería de lujo abrir en Ibiza, lo que le otorga un estatus de clase mundial que es capaz de comandar precios altos”, agregó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

10 consejos para hacerte rico

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente