"Más que en el Ibex 35, es importarte centrarse en las mejores oportunidades"

Estrategias de Inversión
·5 min de lectura

Tras cerrar noviembre de forma general como el mejor mes de la historia para las bolsas, ¿qué espera de los principales índices en el último mes de noviembre?

A lo largo del se me octubre y noviembre se han disipado todas las dudas que estaban en los mercados. Por ejemplo, en las elecciones americanas desde EEUU, estamos el mejor escenario que podíamos prever, con la victoria de Biden y el control del Senado por parte de los republicanos. Estamos viendo que la realidad de la vacuna se va a empezar a implantar a lo largo de este mes o a principios del año que viene. Los resultados empresariales siguen siendo positivos, lo que favorecerá las subidas de los mercados. Uno de los factores más importantes es que seguimos en un entorno con tipos de interés negativos. Con lo cual, consideramos que sí puede haber un rally a final de año, pero no tan agresivo como el que hemos visto en noviembre. Sí que vemos las bolsas alcistas.

¿Espera que 2021 sea un año alcista para la renta variable? ¿Cuáles son los principales riesgos de cara al próximo ejercicio?

Con todo el escenario planteado, con todas esas variables, consideramos que los mercados siguen teniendo recorrido al alza. Además, existe mucho dinero en el mercado por parte de ahorradores e inversores. Por esa razón, creemos que, puesto que no hay alternativas, los mercados seguirán hacia arriba. Uno de los riesgos más importantes es cuál ha sido el verdadero daño de esta pandemia en las economías reales. Tendremos que ver realmente cómo va a afectar en el caso de España todo lo que ha supuesto esta pandemia, por ejemplo, en el momento en el que se acaben las ayudas a los ERTES qué ocurrirá con el empleo y el sector servicios. Otro factor importante es qué ocurrirá en el caso de que la Fed o el BCE deje de inyectar dinero en los mercados. Veremos si se seguirá manteniendo la confianza en el sector financiero. Otro factor que creemos a seguir es la guerra comercial entre EEUU y China. Pese a que haya cambiado el gobierno de EEUU, la guerra comercial es una guerra que van a comprar todos los americanos para seguir siendo considerada la primera potencia del mundo.

Con las últimas subidas en bolsa mucho se está hablando también de la rotación de activos. ¿2021 será el año de la recuperación para sectores muy castigados como el turístico o el bancario o las compañías más tecnológicas siguen teniendo recorrido alcista?

Sí que tiene que haber un ajuste de sectores cíclicos que han estado más castigados por la pandemia. Aquellas empresas cíclicas castigadas por la pandemia y con buenos datos fundamentales sí que tienen más recorrido al alza en el momento en que las economías vuelvan a reabrirse tras el efecto de la pandemia y los confinamientos.

Desde Dif Broker consideramos que no es el mejor escenario para el sector bancario puesto que los bancos se tienen que reinventar, como en el caso de las fusiones. Debe haber nuevas operaciones, pero con toda la volatilidad que ha ocurrido como con la operación de BBBVA y Sabadell. Es verdad que son movimientos que el mercado tiene que seguir aceptando. Consideramos que no es momento de entrar en el sector financiero. Sí que tenemos que empezar a vigilarlo hasta que de alguna manera se reinvente. Con un entorno de tipos negativos, los bancos tienen que intentar buscar otra manera de modificar su modelo de negocio. Sí consideramos que en el momento en el que se abran las economías el sector turismo también debería recuperarse. Eso no quita para que el gran vencedor de esta batalla del 2020, las tecnológicas, sigan teniendo recorrido al alza pero no con esa agresividad, una vez que todas las economías vayan hacia la antigua nueva normalidad.

¿Volverá a ser determinante la política de los bancos centrales? ¿Qué esperan de Lagarde y Powell?

Sí será importante. Consideramos que será uno de los riesgos en el momento en el que los bancos centrales dejen de inyectar dinero. Tenemos que ver cuándo y cuál es el impacto que eso va a tener tanto en EUU como en la UE. Tanto Powell en EEUU como Lagarde en Europa han seguido dando mensajes de que van a seguir inyectando dinero. De alguna manera debemos tener en cuenta que ellos van a intentar dar confianza al sector financiero. Si las empresas dejan de pagar sus préstamos, la banca incrementaría de alguna manera su morosidad. En el caso de España, con los ERTEs y el desempleo, son factores que de alguna manera acaban desestabilizando las economías. Los bancos centrales tienen que seguir manteniendo una cierta estabilidad para que esta crisis no se les vaya hacia una recesión total en los próximos años.

Pese a la subida del 25% en noviembre, el Ibex 35 se mantiene como uno de los peores índices del año. ¿A qué se debe este comportamiento? ¿En 2021 podría cambiar “la suerte” del selectivo nacional?

No me gusta tanto hablar del Ibex 35, sino más bien de cuáles son las empresas o sectores que son buenas oportunidades para invertir dentro del selectivo o del mercado continuo. El Ibex 35 está en un proceso de cambio en los últimos años. Ya no hablamos de grandes empresas como Telefónica, Repsol o Endesa. Hemos visto que durante los últimos años hay empresas de otro tipo de que han cogido mucho peso específico, como Inditex o compañías de otros sectores, que están entrando con mucha fuerza. Como todas las compañías que tengan que ver con renovables, como Solaria. Es importante más que centrarse en el índice, nos centremos en cuáles son las mejores oportunidades y los buenos sectores en los que podemos acertar en base a la macro y las nuevas circunstancias que tenemos. A lo largo del 2020 los vencedores han sido el sector tecnológico y farma en EEUU, y en Europa, pharma, utilities y sector lujo, que se ha comportado muy bien. Tendremos que ver en el mercado continuo cuáles son las empresas más interesantes.

Nos vamos a encontrar dos problemas de cara al año que viene. Por un lado, la implementación dela Tasa Tobin, o el impuesto a las transacciones financieras, que va a generar una pérdida de competitividad respecto a otro tipos de mercados puesto que se van a incrementar los costes para los inversores. Otro factor que no ayudará mucho es la parte política, puesto a los inversores que quieren meter dinero en España no les sacaba de gustar.