Iñaki Williams, víctima de gritos racistas en campo del Espanyol

Iñaki Williams, víctima de gritos racistas en campo del Espanyol

El delantero del Athletic Bilbao, Iñaki Williams, declaró haber sido víctima de gritos racistas este sábado en el campo del Espanyol de Barcelona (1-1), en la 21ª jornada de Liga.

"Me voy un poco triste, por el empate pero sobre todo porque he sufrido insultos racistas. Es algo que ningún jugador de raza negra o de cualquier raza quiere escuchar. Es algo totalmente fuera de lugar", declaró Iñaki Williams (25 años) a la cadena del club tras el partido.

"La gente tiene que venir al estadio a disfrutar, a animar a su equipo, a disfrutar del fútbol. Es un deporte de amistad, de equipo", añadió el delantero.

Según las imágenes suministradas por la cadena Movistar La Liga, que retransmitía el partido, Williams fue despedido con imitación de gritos de mono por unos espectadores cuando dejaba el terreno, cerca del banderín de córner, al ser sustituido en el minuto 70.

Williams, según las imágenes, les habría respondido con la frase "hijos de p...", antes de dirigirse al banquillo.


"La verdad es que ha sido un día un poco triste por lo que te digo, porque no tienen que ocurrir estos acontecimientos que están totalmente fuera de lugar", señaló Williams.

"Es muy triste que a día de hoy sigamos viviendo escenas de racismo en el fútbol. Tenemos que acabar con ello entre TODOS. Gracias por vuestro apoyo. #NOalRacismo #SayNoToRacism", escribió después en redes sociales.


Williams contó con el apoyo del presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, que mostró su solidaridad con el delantero en las redes sociales.

"No. No podemos seguir tolerando este tipo de comportamientos racistas. En el fútbol, en el deporte, también se educa, y debemos educar en la tolerancia y el respeto. Un abrazo, @Williaaams45", reaccionó Sánchez en Twitter.


- Tebas critica el incidente -

Su club, el Athletic Bilbao, le dio "todo nuestro apoyo" también en las redes sociales. "Ante todo insulto racista, tolerancia cero", escribió el club vasco.


El Espanyol también criticó la actitud de una parte de sus aficionados.

"El @RCDEspanyol condena tajantemente y de manera explícita cualquier muestra de racismo en los campos de fútbol. El club ya está investigando los incidentes de carácter racista proferidos por unos pocos contra Iñaki Williams. Nuestro apoyo y solidaridad, @Williaaams45", escribió en Twitter.


La Liga y la Federación Española de Fútbol no ofrecieron ningún comunicado oficial, pero el presidente, Javier Tebas, reaccionó en Twitter.

"Hoy hemos dado un paso atrás en el trabajo comenzado hace años, los incidentes violentos de Barcelona y Valencia, los insultos racistas a Williams hacen muchísimo daño al fútbol español. La Liga asume su responsabilidad, buscaremos con los clubes dónde está el error", escribió Tebas, evocando también los enfrentamientos entre aficionados de Valencia y Barcelona a las puertas del estadio de Mestalla, así como en Cornellá entre seguidores de Espanyol y Athletic Bilbao.


El árbitro no decidió parar el duelo entre Athletic Bilbao y Espanyol, contrariamente a lo ocurrido el 16 de diciembre pasado, cuando un partido de segunda división española entre Rayo Vallecano y Albacete fue suspendido por el colegiado con el acuerdo de los dos clubes y de la Liga.

Una parte de los aficionados del Rayo Vallecano había lanzado cánticos de "Zozulya es un nazi" en el primer período, contra el delantero centro internacional ucraniano del Albacete, Roman Zozulya, exjugador del equipo de la periferia de Madrid.

 

Más historias que te pueden interesar: