Huyendo con las mascotas del infierno de Ucrania

Según la agencia de la Naciones Unidas para los refugiados, Acnur, durante la primera semana de la guerra en Ucrania un millón de personas escaparon del país y se estima que lleguen a ser alrededor de cuatro millones las que acaben huyendo debido a la invasión de Rusia, lo que sería el mayor éxodo de gente en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Eso a pesar de que el Gobierno de Volodimir Zelenski ha prohibido salir a los hombres de entre 18 y 60 años.

Entre los ataques de las tropas rusas, los bombardeos, el colapso de carreteras y medios de transporte o la falta de recursos, los ucranianos no lo tienen fácil para huir y apenas pueden llevar consigo unas pocas pertenencias. Sin embargo, muchos no han querido abandonar a sus mascotas a su suerte y cargan con ellas mientras tratan de cruzar las fronteras.

Las imágenes de ucranianos huyendo con sus perros, sus gatos u otros animales en brazos, bolsos, maletas o cargando con ellos como buenamente pueden son otra muestra más de la tragedia que sufren desde que Vladimir Putin ordenó la invasión de su país.

Entendiendo esta dolorosa situación, Polonia, Rumania y Eslovaquia están permitiendo a los ucranianos llevar consigo a sus mascotas sin el papeleo veterinario esencial. Ya es suficiente para ellos dejar atrás sus casas, sus familias y su vida con la incertidumbre de no saber cuándo ni cómo las recuperarán.

Más historias que te pueden interesar: