¿Huracanes en España? Cada vez más en los próximos años

·4 min de lectura

El océano Atlántico vive su temporada de huracanes entre principios de julio y finales de noviembre, siendo el pico climatológico en el mes de septiembre. Un fenómeno que lleva vientos sostenidos superiores a los 118 kilómetros por hora (pueden llegar a los 250 km/h si es de categoría 5), lluvias torrenciales y aumento del nivel del mar.

Tradicionalmente, los huracanes ocurren con relativa frecuencia en la zona del Caribe, en el golfo de México y en la costa este de Estados Unidos, mientras que al continente europeo no suelen llegar. Pero la situación está cambiando rápidamente en los últimos años y es posible que en un futuro cercano podamos hablar de huracanes alcanzando las costas españolas.

Los huracanes pueden llegar cada vez con más frecuencia a Europa. (Christina Koch/NASA/Handout via REUTERS)
Los huracanes pueden llegar cada vez con más frecuencia a Europa. (Christina Koch/NASA/Handout via REUTERS)

La de 2021 fue la tercera temporada más numerosa de la historia y el 2022 promete ser mucho más activo que el año anterior debido a que nos encontramos en la época de La Niña, lo que significa que el océano está más caliente de lo normal.

Precisamente, la temperatura del agua es uno de los motivos principales que favorecen la aparición de huracanes (especialmente si supera los 27 grados), así como el viento, la humedad o la rotación de la Tierra, tal y como señala el Ministerio de Medio Ambiente de El Salvador.

Aunque no se ha podido demostrar científicamente que el cambio climático esté influyendo en la proliferación de huracanes, sí que se ha encontrado que fomenta que se produzcan huracanes de categoría intensa, según revela La Sexta.

Hasta ahora, la llegada de huracanes a España ha sido muy reducida, pero la realidad es que el número de tormentas de estas características va en aumento y hay varios factores que lo explican. Uno de los principales es las temperaturas de las aguas. Ha sido un verano caracterizado por un calor asfixiante y esta situación también se ha notado en mares y océanos.

Por ejemplo, el Mediterráneo se ha situado en los 30 grados, hasta seis grados por encima de su temperatura media, y también por encima de los mares tropicales, que suelen estar en torno a los 27. Este hecho puede tener como consecuencia lluvias torrenciales.

En el caso del Atlántico, la subida no ha sido tan intensa, pero sí que se sitúa dos grados por encima de otros años en Huelva o por encima de los 23 grados en las costas de Las Palmas de Gran Canaria o Tenerife. Es decir, aunque todavía es difícil que se produzcan huracanes, a medida que aumentan las temperaturas es más probable que terminen ocurriendo en el futuro.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Además de las aguas, hay otros factores que ayudan a una mayor proliferación, como es el caso de los cambios en los patrones del viento y la presión. Estos últimos son los que se encargan de regular hacia dónde se mueven los huracanes, por lo que cualquier modificación puede provocar que estos se dirijan hacia zonas distintas a las que la hacían habitualmente.

A la pregunta de si España se convertirá en algo parecido a la región del Caribe, la respuesta es que de momento no, pero lo cierto es que la tendencia en el país va en aumento y va a ser distinto a todo lo que habíamos vivido previamente.

En décadas anteriores era habitual que algún ciclón se desviara cada cuatro o cinco años y se acercara a las costas europeas. Pero lo que antes era cada mucho tiempo, ahora se ha convertido en una costumbre anual, tal y como cuenta El País. Por tanto, nos encontramos en un momento de transición. Y los huracanes cada vez más empiezan a llamar a la puerta de Europa.

EN VÍDEO I Escenas de pánico en un supermercado por la llegada de un tornado

Más historias que te pueden interesar: