2 / 14

La huida a pie de Venezuela de una madre y su hija

Las dos mujeres se abrazan después de pasar la noche en la gasolinera situada en un camino remoto del estado de Santander, en Colombia. Un doctor les había dicho hace poco que la niña estaba desnutrida, ya que solo come dos veces al día.

Foto: AP Photo/Ariana Cubillos

La huida a pie de Venezuela de una madre y su hija en 14 fotos conmovedoras

Sandra Cádiz y su hija Angelis, de 10 años, tienen además de su parentesco, una historia de superación detrás. Las dos son venezolanas y en los últimos meses han sufrido las duras condiciones económicas que hay en el país, con la escasez de productos básicos. Una visita al médico, en la que les dijeron que la niña sufre malnutrición por no comer lo suficiente al día hizo que tomaran la decisión de marcharse de su país. El destino Perú, donde vive Leo, otro hijo de Sandra.

Como no tenían suficiente dinero para ir en avión o autobús, decidieron hacer la travesía caminando. Afortunadamente en su recorrido por Colombia encontraron la solidaridad de varias personas que les dieron dinero para poder coger un autobús. Aún así, en varias ocasiones se vieron obligadas a dormir en gasolineras.

En total, el trayecto atravesó tres fronteras y cuatro países (Venezuela, Colombia, Ecuador y Perú), pero finalmente las dos pudieron reunirse con Leo. Ahora empieza una nueva vida lejos del hogar, pero con ilusión y esperanza.

Relacionado: El jardín botánico de Caracas está moribundo