La huida de los habitantes de Shanghái de la ciudad parece sacada de una película distópica

·4 min de lectura

La situación para los habitantes de Shanghái comienza a ser desesperada después de un confinamiento que dura ya casi dos meses desde que se iniciara el pasado 28 de marzo: están obligados a permanecer en sus casas, hay escasez de comida por los problemas de suministro, tienen miedo a acabar en los centros de cuarentena para positivos, no hay trabajo debido al cierre de oficinas y fábricas… De ahí que se hayan producido protestas o que muchos estén criticando la situación con mensajes en las redes sociales que posteriormente las autoridades se encargan de eliminar. Otros incluso están tratando de abandonar la ciudad, a pesar de las dificultades.

Un ciudadano extranjero de Shanghái ha grabado un vídeo en el que se ve la interminable cola a las puertas de la estación de tren de Hongqiao, una de las más importantes de la gigantesca urbe de 25 millones de personas. Las imágenes parecen sacadas de una película distópica.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo no disponible por tus preferencias de privacidad

Estas colas son solo un preludio de lo que podría suceder en las próximas fechas. Ante el descenso de contagios, las autoridades de la ciudad ya han anunciado la relajación de las restricciones, también de las de movilidad, y se espera que este verano se produzca un gran éxodo, especialmente de residentes extranjeros. La Cámara de Comercio de la Unión Europea en China calcula que desde que comenzó la pandemia el número de extranjeros en el país se ha reducido a la mitad.

Varias personas hacen cola en el Aeropuerto de Shanghái. (Foto: Li He / Xinhua / Getty Images).
Varias personas hacen cola en el Aeropuerto de Shanghái. (Foto: Li He / Xinhua / Getty Images).

Y es que, pese al anuncio, muchos ciudadanos no se fían y dudan de que se alcance pronto la normalidad. Desde que comenzó el confinamiento ha habido varios cambios en el calendario del levantamiento de restricciones, de ahí que la noticia haya sido recibida con escepticismo por los residentes.

El plan de alivio de restricciones se hará por fases. La semana del 23 de mayo abrirán los supermercados, algunas tiendas y los centros comerciales, volverá el transporte público para las personas que aporten una PCR negativa y se aumentará el número de vuelos y de trenes. La idea es que la desescalada finalice a últimos de junio, siempre que no se produzca un repunte de las infecciones.

Como decíamos, el confinamiento de Shanghái comenzó el 28 de marzo. El cierre supuso la mayor cuarentena que ha habido para una ciudad entera desde que apareció la Covid-19 en China y, en principio, estaba únicamente previsto para ocho días. Sin embargo, se fue ampliando y, al mismo tiempo, también las medidas restrictivas a la población.

Varias calles de Shanghái vacías debido al confinamiento. (Foto: Shen Chunchen / VCG / Getty Images).
Varias calles de Shanghái vacías debido al confinamiento. (Foto: Shen Chunchen / VCG / Getty Images).

Todo para intentar frenar un brote que en su pico máximo llegó a los 28.000 contagios diarios, cifras poco significativas en países occidentales, pero consideradas muy graves en China, el lugar donde comenzó la pandemia.

Y es que mientras que en Occidente poco a poco los países han ido relajando sus restricciones y la gente ya convive con el coronavirus, en el gigante asiático se mantiene una estricta política de tolerancia cero contra la Covid-19. En Shanghái se cerró prácticamente todo y se prohibió a la gente salir a la calle, además de realizar test masivos a la población para encontrar los positivos y aislarlos.

Varias personas hacen cola para someterse a un test en Shanghái. (Foto: CPHOTO / Future Publishing / Getty Images).
Varias personas hacen cola para someterse a un test en Shanghái. (Foto: CPHOTO / Future Publishing / Getty Images).

Ahora el número de positivos ronda el millar diario, motivo por el cual se ha anunciado el alivio de las medidas. Sin embargo, esto no ha evitado el deseo de muchos de escapar.

No solo las personas se están viendo perjudicadas por este duro confinamiento en Shanghái, también lo está notando la economía de la capital económica de China, responsable de cerca del 5% del PIB estatal. Las consecuencias se dejan sentir, de hecho, en todo el país, donde el paro aumentó en abril un 6,1%.

EN VÍDEO | Se suceden en toda China los casos de niños encerrados en centros de concentración para pasar el covid alejados de sus padres

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente