Huida angustiosa en Canarias tras abrirse una nueva boca del volcán de La Palma durante la noche

·3 min de lectura

Segunda noche de angustia en Canarias. Se mantiene la alerta por la erupción del volcán de La Palma. Una nueva boca, la novena ya, que se ha abierto durante la noche del lunes en el municipio de Tacande ha complicado la situación, obligando a ampliar el radio de exclusión terrestre y marítimo y también las evacuaciones.

Así salían de madrugada cerca de un millar de vecinos del municipio con unos pocos enseres en sus coches. Se suman a los más de 5.500 que ya habían sido desalojados ante el avance de las coladas, que han engullido al menos 300 viviendas a su paso, además de cultivos, parcelas, escuelas y emplazamientos turísticos.

"Imagínate, en la casa de un amigo estamos metidos nosotros tres, nuestros hijos y la madre. En la casa de una persona", cuenta uno de los evacuados.

Otra lamenta, "me duele toda nuestra gente. Tantos amigos que han perdido todo. Han salido casi igual que nosotros, con lo puesto y poco más. Y han dejado toda su vida ahí."

"Y seguimos mirando hacia allí y no nos lo creemos. Seguimos pensando que nuestra casa está debajo de ese volcán. Y aunque ya la casa no esté, sigue siendo mi pueblo, mi barrio, mi gente", añade otra vecina del municipio de El Paso.

Imágenes en directo de la erupción del volcán Cumbre Vieja de La Palma

El Servicio de Gestión de Emergencias del programa europeo Copernicus ha realizado el primer mapa de la zona afectada esta mañana. Se estima que hay más de 160 viviendas destruidas. La lava afecta a un área de 103 hectáreas.

Los servicios de Copernicus han utilizado imágenes de radar del satélite Sentinel 1 para delinear la zona afectada por la lava.

Emisión de gases tóxicos al llegar al mar

La lengua de lava se ha enfriado y ensanchado, avanzando por el oeste de la isla más despacio que el lunes. Hoy lo hace a unos 300 metros/h, por lo que tardará algo más de lo previsto en llegar al mar.

Un momento temido, por la reacción que tendrá el magma en contacto con el agua, que puede provocar explosiones y emisiones de gases a la atmósfera, aunque de momento, las autoridades aseguran que los gases no presentan ningún peligro para la población.

En la isla española continúa el presidente Pedro Sánchez, comprometido con una reconstrucción que no deje a nadie atrás. El Gobierno canario espera ayudas de Europa y ya trabaja en un decreto ley para recalificar los terrenos afectados.

La fase inicial, la de erupción, continúa después de dos días, por lo que la normalización todavía llevará tiempo.

Las primeras imágenes obtenidas por el satélite Sentinel 2 de Copernicus mostraban el lugar de la erupción este lunes al mediodía a pesar de las nubes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente