Hugh Grant, el azote incansable de Boris Johnson

Hugh Grant, el que fuera primer ministro en la película Love Actually -aquella comedia romántica y navideña de Richard Curtis en la que el actor se marcó un baile en el interior del 10 Downton Street que es historia del cine-, hace tiempo que se convirtió en un abanderado de la campaña contra el Brexit en el Reino Unido. Para ello usa su altavoz como persona pública para hacer llegar más lejos su mensaje. Twitter se ha convertido en su mejor herramienta para ello y, ahora que se acercan las elecciones, ha decidido intensificar su activismo contra Boris Johnson y sus políticas antieuropeas.

Así lo avisaba ayer con un tuit en el que recuperaba una antigua declaración del actual Primer Ministro británico fechada en febrero de 2016 en la que reconocía que la salida de la Unión Europa provocaría incertidumbre y que generaría un lío de negociaciones para llegar a nuevos acuerdos. Grant ha repescado esta declaración y ha avisado que es lo que hará “cada día hasta el 12” de diciembre, fecha de las elecciones.

Es parte de la campaña que está llevando desde hace meses en redes sociales. Retuitea constantemente artículos, entrevistas, reportajes, encuestas… todo aquello que apoye su voto a favor de que Reino Unido permanezca siendo parte de la UE y, además, todo lo que ridiculice o ponga en evidencia a un Johnson, al que llama “activo de Putin” y que tras la salida de Theresa May se ha convertido en el gran defensor de un Brexit que no hace más que retrasarse en el calendario.

Pero el que encarnase en el cine a ese héroe romántico británico por excelencia al que solo Colin Firth podía eclipsar no solo comparte opiniones ajenas, sino que cuando algo concreto le hace hervir la sangre no duda en publicar su opinión más personal. Incluso, en ocasiones, tirando por tierra ese estereotipo de educación inglesa tan extendido. En este sentido, mucho se habló este verano de su ataque directo y frontal a Johnson y los suyos, a los que llamó, sin pelos en la lengua, “pajilleros”.

El tuit completo, que fue publicado después de que el Primer Ministro suspendiese las sesiones en el Parlamento para evitar cualquier tipo de legislación que bloquease un Brexit sin acuerdo, decía así, literalmente: “No vas a joder el futuro de mis hijos. No vas a destruir las libertades por las que mi abuelo combatió en dos guerras mundiales. Vete a tomar por culo, patito de goma venido a más. Gran Bretaña está asqueada contigo y con tu panda de perfectos pajilleros”.


Eso sí, no solo critica a quien está en el poder, también tiene para quienes se dedican a llevarle la contraria a él o atacarle por sus comentarios políticos. A los que llama sus trolls les ha dedicado recientemente un mensaje cargado de ironía en el que les dice que les quiere y que les echará “de menos cuando esto acabe” al tiempo que les preguntaba “¿por que estáis tan ocupados por la noche? Es casi como si no estuvierais en el horario del Reino Unido. Y os enfadáis tanto por Rusia…”.

Dentro de la dureza que demuestra en sus tuits y su fuerte activismo contra el Brexit y Johnson, al actor aún le queda un hilo de esperanza y está en los jóvenes. Esos a los que invita a votar y cambiar las cosas y a los que se dirige directamente recordándoles los plazos para registrase y poder acudir a las urnas. “Registrad vuestro voto”, les decía el último día hábil para hacerlo, “o haré otra encantadora comedia romántica”.

El activismo en Twitter de Hugh Grant recuerda mucho, salvando las distancias y los tonos, al de Chris Evans, quien, como si hubiese asumido el papel de Capitán América fuera de la pantalla, es conocido en dicha red social por su fuerte oposición a Donal Trump, su habilidad para ponerle en evidencia con asiduidad y para significarse por causas sociales a las que le viene muy bien su apoyo. La sensatez de Evans y sus mensajes son muy bien recibidos por los internautas, que convierten en viral casi cada uno de sus mensajes políticos o sociales.

Más historias que te pueden interesar:

El actor Hugh Grant le tiene la guerra declarada al Brexit y a su defensor, Boris Johnson, y utiliza Twitter como herramienta para cargar contra ambos día tras día. (Foto: REUTERS/Henry Nicholls)