Las 'víctimas' colaterales en el hotel donde confinan a los estudiantes del macrobrote en Mallorca

·3 min de lectura

A las quejas de las familias de los estudiantes confinados en Mallorca tras el macrobrote por el que ya hay más de 1.000 positivos en coronvirus y de los propios jóvenes por su situación hay que sumar ahora las de otros contactos y contagiados que están compartiendo hotel con algunos de esos estudiantes. Según publican Il Corriere della Sera, que incluye un vídeo en su información, la situación está siendo complicada por el comportamiento de algunos de los jóvenes aislados.

El Hotel Palma Bellver se ha convertido en un hotel puente al que han sido enviados cerca de 250 estudiantes relacionados con el macrobrote de coronavirus en Mallorca. (Foto: REUTERS/Enrique Calvo)
El Hotel Palma Bellver se ha convertido en un hotel puente al que han sido enviados cerca de 250 estudiantes relacionados con el macrobrote de coronavirus en Mallorca. (Foto: REUTERS/Enrique Calvo)

En el vídeo del diario italiano, grabado por un huésped del Hotel Bellver, en Mallorca, se puede escuchar los gritos de algunas personas y cánticos de “libertad, libertad”. Además, señalan “arrojan los restos de comida”. Quien firma la noticia, la periodista Andrea F. de Cesco, explicaba en su perfil en Twitter que ha hablado con un treintañero alojado en el mismo hotel donde se encuentran 249 estudiantes relacionados con el macrobrote y que mientras piden ser ‘liberados’ les hacen “la vida imposible a los otros huéspedes”.

Con quien ha hablado la periodista italiana es con Juan, que se queja en el transcurso de la conversación de que “tienen la música a todo volumen durante horas, tiran fruta por los balcones. Es muy difícil para los que están enfermos de verdad”. Entre las consignas que gritan, que son “negativos” y quieren salir, “libertad” y “secuestro balear”. De los 249 jóvenes enviados a este hotel puente al menos 62 que han dado positivo.

Juan asegura haber escuchado a algunos gritarse de balcón a balcón y compartir que habían dado positivo y señala que, “en cualquier caso, incluso los chavales que dieron negativo en la prueba deben permanecer aislados durante 10 días, ya que son contactos cercanos de personas positivas”.

Él lleva allí, en hotel, desde hace cuatro días. Entró el 25 de junio y cuenta que tanto “alojamiento y la comida son gratuitos “. Se hace cargo el Gobierno de las islas y la comida (cuatro al día) se prepara en un hospital. Después se la llevan. Al principio el aislamiento no fue mal del todo en lo que al ambiente se refiere. Pudo hablar con algunos compañeros de aislamiento. Lo peor eran los síntomas, pero había apoyo con otros en su misma situación.

Sin embargo, sentencia que ese “buen rollo” se acabó al llegar los estudiantes el pasado fin de semana. Denuncia que “gritan todo el tiempo, ponen la música a todo volumen, sin importar quién está enfermo y quién necesita descansar. Es así durante 20 horas al día”. Además, añade en sus declaraciones al citado medio italiano que corren por los pasillos pese a que tienen prohibido salir de sus habitaciones y que algunos también usan el teléfono para gastar bromas. 

EN VÍDEO | Los estudiantes peninsulares comparten el hotel puente con 33 extranjeros

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente