Nuevas huelgas afectan a los ferrocarriles británicos y al transporte aéreo en Europa

·3 min de lectura
JUSTIN TALLIS AFP

El sistema ferroviario del Reino Unido quedó virtualmente paralizado este sábado y los vuelos en Europa sufrían perturbaciones, especialmente en Bélgica, por huelgas en el sector del transporte.

Decenas de miles de trabajadores ferroviarios británicos volvieron a hacer huelga, por tercer día esta semana, para reclamar subidas salariales para hacer frente a la inflación, que alcanza niveles récord en el país.

La huelga, que empezó el martes y el jueves, es la más importante en tres décadas.

Estaba previsto que solo circule un tren de cada cinco y que la mitad de las líneas estén cerradas, según el departamento de tráfico. Además, la circulación se limitó a entre las 07:30 y las 18:30 locales. También se prevén perturbaciones el domingo.

El presidente del 'Rail Delivery Group', que representa a los operadores ferroviarios británicos, Steve Mongomery, aconsejó a los usuarios que solo viajen "si es necesario" y que se informen antes de hacerlo.

El sindicato de transportes 'RMT', que convocó esta huelga de tres días, reclama subidas salariales acordes con la inflación, pero también denuncia la perspectiva de "miles de despidos" y el empeoramiento de las condiciones laborales.

"En una economía moderna, los trabajadores deben estar pagados correctamente por su trabajo, beneficiarse de buenas condiciones y tener la tranquilidad de que no perderán su empleo", declaró el secretario general de la organización, Mike Lynch.

Por su parte, el ministro de Transporte, Grant Shapps, acusó en Twitter al 'RMT' de "dañar la vida de la gente que trabaja duro cada día".

El Gobierno del primer ministro Boris Johnson anunció esta semana su intención de cambiar la ley para permitir sustituir a los huelguistas con trabajadores temporales y reducir lo que considera el impacto "desproporcionado" de los paros.

Transporte aéreo afectado en Bélgica

Frente al aumento del coste de la vida, no solo en el Reino Unido sino en toda Europa, crece el descontento entre la población y la amenaza de un verano con huelgas en todo el continente.

Los tripulantes de cabina de la aerolínea de bajo costo irlandesa 'Ryanair' de cinco países (España, Italia, Francia, Portugal y Bélgica) coordinaron una huelga este fin de semana para protestar por sus condiciones de trabajo.

En Bélgica, solo el 41% de los vuelos previstos de 'Ryanair' despegaron este sábado del aeropuerto de Charleroi, cerca de Bruselas, y la aerolínea se vio obligada a cancelar 127 vuelos entre viernes y sábado, indicó a la agencia AFP un vocero de la aeroportuaria.

La situación en Bélgica se vio complicada por una huelga de tres días del personal de la aerolínea 'Brussels Airlines' que terminó este sábado y forzó la anulación desde el jueves del 60% de los vuelos (sobre un total de unos 300) de la compañía que pertenece a la alemana 'Lufthansa'.

En España, el personal de 'Ryanair' efectuó su segundo día de huelga, con retrasos pero sin cancelaciones de vuelos.

Uno de los sindicatos que convocó la huelga indicó por la mañana que "ha habido 15 vuelos retrasados, tanto llegadas como salidas".

"Se espera que esta situación vaya a más a lo largo del día y mañana, puesto que el sistema de máximo beneficio de 'Ryanair', de dejar entre vuelo y vuelo el tiempo mínimo indispensable, provocará retrasos en cadena", agregó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente