Una huelga general paraliza Sri Lanka en protesta por la grave situación económica

·3 min de lectura

El descontento se sucede en medio de la pandemia, el aumento de los precios del petróleo, los recortes de impuestos, entre otros aspectos que han dejado a Sri Lanka sin suficientes reservas para pagar las importaciones vitales de combustible, alimentos y medicinas. En el marco de la huelga, los manifestantes aumentan los llamados a la renuncia del Gobierno de Gotabaya Rajapaksa.

Sri Lanka amaneció este jueves con un gran número de escuelas, estaciones de trenes y locales comerciales cerrados en el contexto de una huelga general de maestros, maquinistas y trabajadores en general, como protesta por la grave crisis económica que vive esa nación asiática. La principal exigencia de los manifestantes es la renuncia del gobierno que preside Gotabaya Rajapaksa, a quien culpan de la actual situación.

A la huelga se sumaron además los trabajadores del sector bancario estatal. Vestidos de negro y portando banderas del mismo color se unieron a otros empleados del sector frente a la oficina del presidente.

"Este gobierno arruinó nuestro país. Los costos aumentan todos los días, las empresas cierran y la gente no tiene forma de vivir. No hay combustible, cuando vamos a casa no hay electricidad ni gas para cocinar, para preparar las comidas", destacó un joven cajero de 34 años, uno de los miles de manifestantes que tomaron las calles en gran parte del territorio nacional.

El jefe de Estado srilanqués reiteró esta semana su voluntad de formar un gobierno interino con un nuevo primer ministro y un gabinete reformado. Sin embargo el premier Mahinda Rajapaksa, hermano mayor del mandatario, se negó a dimitir. Mahinda justificó su negativa al tener la mayoría en el parlamento.

En este contexto, los líderes sindicales de la nación asiática amenazaron con un paro continuo en el próximo mes de mayo si el presidente y el jefe de gobierno no dejan el cargo.

En este sentido, el portavoz del gabinete, Nalaka Godahewa afirmó que "la inestabilidad política no hará sino dificultar las soluciones a la crisis financiera". Godahewa consideró imperativo que se establezca un gobierno fuerte con una clara mayoría en el Parlamento, asunto en el que estaba trabajando el Ejecutivo "para lograr este objetivo".

Mientras tanto, dos partidos de oposición, el Samagi Jana Balawegaya (SJB) y la Alianza Nacional Tamil (TNA), han iniciado el proceso para presentar mociones de censura en el Parlamento contra el presidente y el primer ministro.

Una combinación de préstamos de China, India y Japón, un buen número de bonos en manos de inversionistas extranjeros y las conversaciones sobre un rescate con el Fondo Monetario Internacional (FMI) han exacerbado la peor crisis financiera conocida en Sri Lanka desde su independencia de Reino Unido en el año 1948.

Un gran recorte de impuestos, implementado por el presidente Gotabaya Rajapaksa en 2019, agotó las arcas del Estado. Con la llegada de la pandemia, la industria del turismo, uno de sus principales motores económicos, se vio frenada.

En los últimos dos años, las reservas de divisas de Colombo cayeron un 70 %, lo que colocó a la dirección del país en una lucha constante para pagar elementos esenciales como combustibles, medicamentos y alimentos.

Con Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente