HRW alerta del "alarmante retroceso" de los derechos humanos en América Latina

·4 min de lectura

La organización en defensa de los derechos humanos Human Rights Watch publicó este jueves 13 de enero el Informe Mundial 2022 sobre los problemas que más agobian al mundo y que están relacionados con los derechos humanos. Venezuela ha sido de los pocos países en rechazar la publicación.

Tal vez se necesiten más de las 750 páginas que contiene el Informe Mundial 2022 de Human Rights Watch (HRW) para denunciar los mayores abusos de los derechos humanos en el mundo.

Publicado este jueves 13 de enero, el documento hace un resumen extenso para detallar por países la situación que se vive en diferentes latitudes y cómo los gobiernos autocráticos han intensificado las restricciones para callar las voces de la oposición, como sucede en China, Rusia, Bielorrusia y Egipto.

HRW también destaca varios golpes militares recientes, como el de Myanmar y Sudán, y el surgimiento de líderes con tendencias autocráticas en países que alguna vez o todavía se consideraban democracias, como Hungría, Polonia, Brasil, India y, hasta el año pasado, Estados Unidos.

El reporte anual alerta además sobre los ataques a la independencia judicial, la libertad de prensa y la sociedad civil que evidencian “el más grave retroceso en décadas” en materia de derechos humanos en América Latina.

El retroceso de América Latina

La situación en los países de América Latina es descrita con bastante preocupación en el Informe Mundial 2022 en su apartado titulado “América Latina: alarmante retroceso de libertades básicas”.

La pandemia de Covid-19 ha agravado varias situaciones que ya se vivían en esta región, como son los ataques a la independencia judicial, la libertad de prensa y la sociedad civil, la represión de manifestantes, elecciones fraudulentas, abuso policial e incremento de la violencia callejera, entre otros.

Este agravamiento ha significado para algunos Gobiernos la oportunidad de implementar medidas arbitrarias. “La pandemia de Covid-19 ha sido una excusa maravillosa para que líderes autoritarios adopten medidas restrictivas que igual querían adoptar”, declaró la directora interina de HRW para las Américas, Tamara Taraciuk, en entrevista con la agencia de noticias EFE.

Respecto a países como Cuba, el informe evidencia su preocupación por los “abusos sistemáticos contra críticos y artistas, incluyendo detenciones arbitrarias, maltrato de detenidos y procesos penales abusivos”. En el caso de Nicaragua, HRW denuncia que las elecciones presidenciales celebradas el pasado 7 de noviembre “se llevaron a cabo sin las más mínimas garantías democráticas”.

HRW también menciona al presidente brasileño Jair Bolsonaro, diciendo que “ha amenazado al Gobierno democrático en Brasil al intentar socavar la confianza en el sistema electoral, la libertad de expresión y la independencia judicial”.

Por otro lado, las protestas ocurridas en Colombia entre abril y julio de 2021 que dejaron 84 muertos son también objeto de denuncia en el informe de Human Rights Watch.

Venezuela fue uno de los pocos países de la región en rechazar el informe, ya que éste afirma que el presidente Nicolás Maduro utilizó el estado de emergencia decretado por la llegada del Covid-19 para intensificar el control sobre la población.

La organización indica además que el Gobierno de Maduro y sus fuerzas de seguridad “son responsables de las ejecuciones extrajudiciales, desapariciones por un corto periodo de tiempo, así como el encarcelamiento de opositores, procesar a civiles en tribunales militares y torturas a los presos”.

La vulnerabilidad de la democracia

En su extenso informe, HRW hace una dura crítica a varios líderes occidentales, incluido el presidente francés Emmanuel Macron, ya que, según el documento, el mandatario es incapaz de abordar las crisis climática y sanitaria.

Kenneth Roth, director ejecutivo de la organización, estimó que varios “líderes occidentales han mostrado debilidad en su defensa de la democracia”, citando en particular a Macron o a la excanciller alemana Angela Merkel.

“El Gobierno del presidente francés Emmanuel Macron ayudó a coordinar una amplia condena del comportamiento de Beijing en Xinjiang, pero ignoró la terrible situación de los derechos humanos en Egipto”, dijo Roth.

El abogado también cree que, aunque el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se comprometió a seguir una política exterior guiada por los derechos humanos cuando llegó a la Casa Blanca, “siguió vendiendo armas a Egipto, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos e Israel, a pesar de la persistencia de sus políticas represivas”.

Para Roth, la democracia estadounidense “claramente está siendo cuestionada hoy”, refiriéndose al asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021. Los disturbios por parte de los partidarios del expresidente Donald Trump fueron “solo el comienzo”, dijo.

Por otro lado, el peligro del ascenso de gobiernos autócratas es planteado en el informe de HRW. Pero, según Roth, muchos de esos líderes se encuentran en una posición cada vez más vulnerable, con el surgimiento de alianzas políticas que se unen para expulsar al “autócrata corrupto”, como sucedió en República Checa e Israel.

El abogado también destacó las manifestaciones masivas a favor de la democracia y los movimientos masivos de desobediencia civil, como en Hong Kong, e incluso en países con regímenes militares como Myanmar y Sudán.

Con EFE, Reuters y medios oficiales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente