HRW acusa a Erdogan de hacer retroceder décadas a Turquía en derechos humanos

·2 min de lectura

Estambul (Turquía), 13 ene (EFE).- La ONG Human Rights Watch (HRW) denuncia en su más reciente informe anual, emitido este jueves, que el presidente turco, el islamista conservador Recep Tayyip Erdogan, ha provocado un retroceso de "décadas" en materia de derechos humanos en el país eurasiático.

Esta ONG de defensa de los derechos humanos critica la falta de "independencia del poder judicial" y el "vaciado de instituciones democráticas", así como la decisión del Gobierno de retirarse del Convenio de Estambul, un tratado internacional contra la violencia machista.

Por otra parte, denuncia que la mayoría de medios de comunicación pertenecen a empresas cercanas al Gobierno, mientras que los medios opositores, en su mayoría periódicos "online", están sujetos a una "eliminación regular de contenido y enjuiciamiento" cuando publican noticias críticas con el Gobierno.

El informe añade que aparte de los 58 periodistas que permanecen en prisión, cada año "miles de personas enfrentan arrestos y juicios por sus publicaciones en redes sociales" con acusaciones de "difamación, insultos al presidente o propaganda terrorista".

La libertad de expresión también se ha visto mermada en la calle, con la prohibición de protestas con el pretexto de proteger a la población de la pandemia del coronavirus.

La ONG denuncia la falta de "avances" de los fiscales en la investigación de las crecientes denuncias de tortura y malos tratos bajo custodia policial y en la cárcel.

También continúan las denuncias por "secuestros y desapariciones forzadas que no son debidamente investigadas", en su mayoría de supuestos miembros de la cofradía islamista de Fethullah Gülen, a quien Ankara acusa de instigar el intento de golpe de Estado de 2016.

HRW alerta de que la "enorme presión" del Gobierno sobre la sociedad civil se ejemplifica en el caso de Osman Kavala, un filántropo activista en prisión preventiva desde hace cuatro años.

La ONG considera que Turquía se ha "burlado" del Tribunal Europeo de Derechos Humanos" al desoír su petición de liberar a Kavala, sobre el que, denuncia, pesan unos "cargos infundados" de terrorismo.

Por otro lado, también acusa al Gobierno de "intensificar su campaña para criminalizar" al opositor Partido Democrático de los Pueblos (HDP), tercera fuerza en el Parlamento.

Según HRW, el discurso oficial "que se niega a distinguir entre el HDP y (la guerrilla kurda) PKK", ha instigado ataques sus oficinas y la detención de la mayoría de alcaldes de la formación, acusados de apología del terrorismo durante sus "actividades políticas no violentas, discursos y publicaciones en redes sociales".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente