Los hoteles de Barcelona pierden 2.100 millones de ingresos,el 95%, por covid

Agencia EFE
·2 min de lectura

Barcelona, 28 abr (EFE).- Los hoteles de Barcelona han perdido un 95 % de su facturación, casi 2.100 millones de euros, por la pandemia y el 90 % de los trabajadores sigue en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), debido a la fuerte incidencia de la crisis de la covid-19 en el sector turístico.

Así lo ha explicado el presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, Jordi Mestre, que ha dicho que, un año después del inicio de la pandemia, "la situación es muy compleja, por no decir trágica", ya que el sector hotelero lleva "casi 15 meses sin actividad ni ingresos, pero con gastos fijos".

El 70 % de los hoteles de la ciudad está cerrado y solo hay abiertos 131 establecimientos, con una "bajísima ocupación", entre el 10 y el 15 %, y una caída de precios de entre el 50 y el 60 %.

En la actualidad hay unas 2.100 personas alojándose cada día en los hoteles barceloneses cuando, normalmente, en estas fechas rondarían las 60.000.

El presidente de los hoteleros barceloneses ha destacado que su sector, junto con las agencias de viajes y el ocio nocturno, es el más afectado por la crisis del coronavirus y, a diferencia de bares y restaurantes, sus establecimientos viven básicamente de los clientes extranjeros y, si estos no vienen, "no remontaremos".

Mestre ha lamentado que las administraciones no hayan ayudado apenas a un sector que representa el 5 % del PIB de la ciudad y unos 35.000 puestos de trabajo.

Según Mestre, con este panorama es "complicado" hacer previsiones para el verano y, en los cinco primeros meses de 2021 se mantiene el ritmo de pérdidas económicas y las reservas "son escasas".

La Semana Santa ha sido "inexistente" y el verano no pinta nada bien, "sin movilidad y con un porcentaje tan bajo de personas vacunadas", y ha alertado de que vivir un verano como el año pasado "sería un desastre con consecuencias nefastas para el sector".

El director general del Gremio de Hoteles de Barcelona, Manel Casals, ha asegurado que apenas llegarán al 50 % los hoteles que Barcelona tendrá abiertos en verano y hay muchos que ya piensan en el año que viene, aunque todo dependerá de la vacunación.

Según Mestre, la situación es "tan incierta" que no pueden hacer previsiones. "Los ERTE nos ayudan temporalmente" pero, si se hacen despidos antes de 6 meses se pierden las bonificaciones.

Mestre considera importante que haya un pasaporte sanitario o algún tipo de documento que permita que el turismo llegue a Barcelona con garantías, así como la activación de ferias y congresos lo antes posible por el turismo de calidad y el gasto que aporta.

(c) Agencia EFE