El Hospital Isabel Zendal, 21 meses después: sin pacientes y con poco personal

·8 min de lectura
El Hospital Isabel Zendal de Madrid. (Photo: NurPhoto via Getty Images)
El Hospital Isabel Zendal de Madrid. (Photo: NurPhoto via Getty Images)

El Hospital Isabel Zendal de Madrid. (Photo: NurPhoto via Getty Images)

“¿Hay quirófanos?”. La inauguración del Hospital Enfermera Isabel Zendal de Madrid, el 1 de diciembre de 2020, podría servir como resumen perfecto de la situación actual de uno de los grandes baluartes utilizados por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Aquel primer día de diciembre del año que cambió nuestras vidas se puso en marcha el hospital de pandemias, pero no lo hizo con buen pie. El propio presidente del PP por aquel entonces, Pablo Casado, se extrañó de un llamativo detalle, no había visto quirófanos.

Una duda que el exdirigente popular trató de resolver ante las cámaras de los medios de comunicación y con la que solo obtuvo una respuesta ambigua. “Hay salas de procedimiento donde se pueden hacer traqueotomías o cualquier tipo de intervención como se hicieron en Ifema”, señaló Alejo Miranda de Larra, director General de Infraestructuras Sanitarias. Algo a la que Ayuso solo apostilló “las de urgencia”.

21 meses después de aquel día y tras gastar más de 170 millones de euros en la construcción del centro sanitario situado en Valdebebas que iba “a asombrar al mundo”, el “más seguro y mejor preparado” contra la covid en España, se ha quedado sin pacientes.

Según los datos ofrecidos por la Consejería de Sanidad, hasta el pasado jueves, 25 de agosto, el Hospital Isabel Zendal estaba atendiendo a “55 pacientes en la Unidad de Rehabilitación Funcional” y recuerdan que todavía se continúa con el dispositivo de vacunación contra el virus y también contra la viruela del mono durante todos los días de la semana.

Pese a que Ayuso había defendido que el centro sanitario serviría para descongestionar otros hospitales de la Comunidad de Madrid y trasladar pacientes contagiados, es el único hospital público que no cuenta con personas con covid ingresadas, según aseguran los sindicatos sanitarios y recoge la cuenta COVID19 MADRID-S.P.M, formada por médicos de 62 hospitales madrileños.

Algunos sanitarios denuncian la grave situación en la que se encuentra el Hospital Isabel Zendal, pero muchos de ellos, por miedo a posibles represalias, prefieren mantener el anonimato.

Ismael, delegado de prevención de CCOO, revela que la UCRI y la UVI del centro sanitario “llevan cerradas desde abril” y “desde finales de julio no tienen pacientes covid ingresados en este pabellón”. “Hay quejas de falta de personal para cubrir incidencias, especialmente enfermeras”, expone.

Pocos pacientes... y personal

La Unidad de Rehabilitación Funcional es la zona del hospital donde más atención personalizada se ofrece a los madrileños. Un área al que acuden, en la actualidad, 55 pacientes, pero que cuenta con un gran problema, la falta de fisioterapeutas.

Sofía, nombre inventado para mantener su anonimato, señala que “la situación es estresante” y que “la presión que los sanitarios recibimos es intensa”. “El ratio máximo sería de 8 o 9 pacientes por fisioterapeuta y tenemos prácticamente el doble, ayer hubo una persona que tuvo 16, por ejemplo”, justifica.

”Siento que soy un soldado en medio de una guerra política y eso con nuestro trabajo es incompatible. Nuestra guerra es cuidar lo mejor posible a la persona que caiga en nuestras manos”, recrimina enfadada.

Según confirma UGT, en la cifra detallada en el resumen de la reunión de los sindicatos de la Mesa Sectorial con la gerencia del centro sanitario del pasado 6 de julio, el Hospital Isabel Zendal solo cuenta con 203 trabajadores, de los que 27 son fijos o interinos voluntarios desde su inauguración y el resto es personal contratado trasladado del Hospital Universitario La Paz.

Siento que soy un soldado en medio de una guerra política y eso con nuestro trabajo es incompatibleSofía, nombre inventado, sanitaria del Hospital Isabel Zendal

Una falta de personal que los propios empleados observan, pese a no estar en los servicios más afectados. “Hay mucha desafectación en auxiliares y enfermería. En general el problema es siempre el mismo: la falta de personal. El hecho de que el hospital esté infrautilizado es algo que no podemos evitar, pero es evidente que existe una relación de gasto en luz por número de paciente, que no es justificable”, señala Javier, nombre ficticio.

“Sabemos que seguirá abierto, las elecciones lo requieren, pero por poner un ejemplo más entendible, este hospital se parece mucho a ir a hacer la compra a la vuelta de la esquina gastando 60 litros a los 100”, añade.

Este hospital se parece mucho a ir a hacer la compra a la vuelta de la esquina gastando 60 litros a los 100Javier, nombre ficticio, sanitario del Hospital Isabel Zendal

Los profesionales que trabajan en el centro hospitalario de Valdebebas reiteran su preocupación por la atención a los pacientes. “Los que más están sufriendo está situación son los pacientes con problemas locomotores derivados de accidentes cerebro vasculares”, defiende Sergio, nombre inventado.

Unos reproches similares a los de Patricia (nombre ficticio), que reconoce que en su control “la gente está muy desanimada”. “Existen demasiados jefes para el trabajo que hay, eso hace que siempre se nos esté presionando para hacer aún más cosas de las que ya hacemos”, critica.

La oposición, muy dura con la Consejería de Sanidad

Los principales partidos de la oposición no comprenden la situación que se vive en el hospital de pandemias y denuncian a este medio que mientras otros hospitales sigue habiendo personas ingresadas por covid, en el Zendal no haya ningún hospitalizado.

La portavoz de Más Madrid, Mónica García, ha sido una de las más duras con la falta de pacientes en el Hospital Isabel Zendal. Considera que el centro sanitario “nunca estuvo pensado para dar soporte a los hospitales públicos en plena pandemia”.

“Se construyó para intentar tapar con ladrillos la que ha sido la peor gestión sanitaria que nos ha llevado a ser la región con mayor exceso de mortalidad de toda Europa y, ya de paso, que las empresas amigas se lleven un buen pico en sobrecostes”, explica a El HuffPost.

Se construyó para intentar tapar con ladrillos la que ha sido la peor gestión sanitaria que nos ha llevado a ser la región con mayor exceso de mortalidad de EuropaMónica García, portavoz de Más Madrid

La portavoz de Más Madrid cree que es “normal” que el PP de Ayuso “no sepa qué hacer con él” y que la asistencia en el centro hospitalario “sea residual”, justificando que ya “lo ha sido en esta última ola”. “Solo sirve para decir que no, todavía no lo han cerrado”, recrimina.

En una línea similar a la de García, la portavoz de Unidas Podemos, Carolina Alonso, critica la “infrautilización del Zendal” y considera que el centro hospitalario de Valdebebas “no es más que un agujero en los presupuestos de la Comunidad de Madrid por valor de 170 millones de euros”.

El Zendal no es más que un agujero en los presupuestos de la Comunidad de Madrid por valor de 170 millones de eurosCarolina Alonso, portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid

En declaraciones a este medio, la portavoz de Unidas Podemos en la Cámara madrileña tilda de “paradójico” que “mientras las urgencias de los centros de salud permanecen cerradas, tengamos un hospital lleno de recursos, vacío”.

Carolina Alonso recuerda su reunión con Ayuso y detalla que le exigió “más eficiencia en el uso de los recursos públicos”. “Los vecinos necesitamos la apertura de las urgencias y el refuerzo del personal sanitario, y desde luego que no necesitamos para nada un hospital vacío”, añade.

Desde el PSOE de Madrid, su secretario general, Juan Lobato, ironiza con que el Zendal es “el único hospital del mundo que ha tenido más fotógrafos el día de su inauguración que pacientes en cualquier día normal”.

El portavoz socialista en el Parlamento madrileño cree que el centro hospitalario tiene un problema de utilidad sanitaria. “No respondía a la necesidad de emergencia que había, donde todos los expertos recomiendan fortalecer los recursos existentes. No fue capaz de ser eficaz. Se inauguró después de 18.000 muertos, en un momento donde no consiguió descongestionar la sanidad madrileña”, razona en declaraciones a este medio.

Una falta de uso que Lobato ve como reflejo de la gestión “desastrosa” que se ha hecho de las instalaciones. “Ha costado más del doble de lo que costó y no se sabe qué hacer con él. Es un ejemplo del humo de la señora Ayuso, de esa obsesión por la foto y los numeritos y dejar en segundo plano la calidad de vida de la gente”, expone.

Es el único hospital del mundo que ha tenido más fotógrafos el día de su inauguración que pacientes en cualquier día normalJuan Lobato, secretario general del PSOE-M

21 meses después de su inauguración, el Hospital Isabel Zendal sigue estando en el punto de mira. Un centro sanitario, con una gran inversión millonaria, pero con poco personal y, ahora, sin pacientes covid hospitalizados.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR