El horror vivido en Mariúpol sugiere graves violaciones de los Derechos Humanos, según la ONU

·2 min de lectura

"Los horrores vividos por la población civil de Mariúpol durante los meses de asedio ruso dejarán una huella imborrable para las generaciones futuras". Lo ha asegurado la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU Michelle Bachelet durante la presentación de un informe en Ginebra. La intensidad de los combates, destrucción y muerte", ha dicho, "muestran claros indicios de graves violaciones del Derecho Internacional Humanitario y de los Derechos Humanos por parte de las tropas rusas".

"Hasta la fecha, hemos verificado 1 348 muertes de civiles directamente relacionadas con las hostilidades en Mariúpol, entre ellas las de 70 niños. Estas muertes fueron causadas por bombardeos aéreos y ataques con tanques y artillería y armas ligeras en combates callejeros. La cifra real de fallecidos en las hostilidades contra civiles es probablemente demuchos miles más".

Quemados, asfixiados, bebiendo agua de los coches...

La fiereza de la ofensiva rusa no permitió entrar en la ciudad a los monitores de Naciones Unidas, que han obtenido los datos a partir de imágenes de satélite y del relato de quienes lograron huir.

"Muchos murieron por los bombardeos, mientras otros lo hicieron quemados o asfixiados en incendios que no pudieron ser extinguidos por la falta de servicios de bomberos. Ante la escasez de agua potable, la gente realizaba largos y peligrosos viajes hasta pozos o embalses para hacerse con el agua que se pudiera encontrar. Otros se vieron obligados a derretir nieve o a beber agua sacada de los coches o de otros equipamientos".

Sin servicios básicos

Bachelet ha destacado la angustia de los padres que tuvieron que enterrar a sus hijos, de los que vieron a sus amigos suicidarse, de las familias destrozadas. Según la política chilena, hasta el 90% de los edificios de Mariúpol han sido dañados o destruidos y 350 000 personas fueron forzadas a marcharse en los casi tres meses de asedio. Mantiene que la situación ahora mismo es muy difícil: el acceso a la asistencia sanitaria y otros servicios básicos es muy limitada y la gente no puede desplazarse libremente.

El asedio contra Mariúpol, que comenzó al principio de la invasión rusa de Ucrania a finales de febrero, finalizó con la rendición de los últimos resistentes de la planta de Azovstal el16 de mayo.

Las autoridades de la ciudad afirmaban el jueves haber enterrado ya en fosas comunes a unas 22 000 personas y no saber cuántas más puede haber entre los escombros.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente