El peligroso hongo 'zombificado' que convierte en zombi todo insecto que toca

Una hormiga infectada con el hongo zombi, mordiendo las hojas de un árbol antes de morir.
Una hormiga infectada con el hongo zombi, mordiendo las hojas de un árbol antes de morir.

Hormigas, moscas, mariposas... cualquier insecto puede ser víctima de un hongo parasitario que de infectarlos es capaz de, como sucede con las palomas en Reino Unido, convertirlos en zombis y controlar su comportamiento.

Se trata del Ophiocordyceps, del que se conocen alrededor de 223 especies y una de ellas, que ataca a las hormigas, podría explicar el funcionamiento de este hongo parasitario después de que un grupo de científicos haya descubierto que está infectado por otro parásito que sin llegar a hacerlo zombi determinaría su comportamiento y evitaría su propagación.

“Cada vez que los encontramos creciendo en el hongo, este se ve bastante dañado, consumido”, explica João Araújo, el investigador que ha dirigido la investigación, en declaraciones a la CNN. “En algunos casos, primero castra al hongo que convierte en zombis a las hormigas, así que ya no puede disparar sus esporas”, añade, “luego crece y consume al resto del hongo”.

El Ophiocordyceps -responsable de la ‘zombificación’ de las hormigas- es como algo sacado de una película de terror: secuestra el cuerpo y cerebro del insecto, controlando sus movimientos hasta el punto de hacerlo abandonar el hormiguero y llevarlo hasta lo alto de un árbol para clavar sus mandíbulas en una hoja.

Ejemplares de hormiga zombi mordiendo las hojas de un árbol antes de morir.
Ejemplares de hormiga zombi mordiendo las hojas de un árbol antes de morir.

Allí, el hongo rompe la musculatura de la mandíbula de la hormiga, que suelta un líquido blanquecino y lanza una lluvia de esporas para infectar a la próxima generación de hormigas.

El descubrimiento del equipo de Araújo, no solo ayudaría a explicar un poco más cómo opera el hongo que convierte en zombi a las hormigas sino que también demostraría la razón por la que no se extiende con mayor rapidez.

Ya en 2012, un artículo apuntaba la existencia de estos hiperparásitos. Los investigadores habían observado que, teniendo en cuenta lo rápido que se extienden las infecciones fúngicas, cómo la presión que ejercían estos hongos sobre las colonias de hormigas era mucho menor de la que podría esperarse.

El fenómeno de las hormigas zombi se da en todos los continentes, excepto en Europa. Sin embargo, una hormiga zombi fósil aparecida en Alemania indicaría que alguna vez existió en el viejo continente. El fósil alemán, que data de hace unos 47 millones de años, muestra a la hormiga mordiendo una hoja.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

VÍDEO | La genial reacción de una gata que se deja llevar por su instinto y se arrepiente al momento