Honduras recibió 43.757 deportados en 2020, la menor cifra desde 2017

Agencia EFE
·3 min de lectura

Tegucigalpa, 6 ene (EFE).- Un total de 43.757 hondureños que fueron detenidos cuando intentaban viajar ilegalmente a Estados Unidos fueron deportados al país en 2020, la menor desde 2017, con una disminución de 60 % respecto al año anterior, informó este miércoles una fuente oficial.

Los datos oficiales consultados por Efe dan cuenta de que el año pasado fueron deportados 65.428 hondureños menos que las 109.185 personas retornadas en 2019.

El pasado fue el año en que menos hondureños deportados se han registrado desde 2017, cuando fueron deportados 48.022 nacionales, y por detrás de 2018, con 75.279, y del mencionado 2019.

Estados Unidos, país con el que Honduras firmó en septiembre de 2019 una serie de acuerdos para reducir la migración irregular, deportó en 2020 a 14.706 hondureños, muchos de ellos niños y adolescentes, algunos no acompañados.

Las autoridades migratorias de México retornaron a Honduras, por vía aérea, a 16.340 migrantes hondureños indocumentados.

Otros 7.500 hondureños fueron deportados también por las autoridades mexicanas vía terrestre, mientras que 5.190 fueron repatriadas desde Guatemala, según el informe.

Un total de 31.182 hondureños retornaron a su país vía aérea, mientras que 12.575 lo hicieron por tierra, según el Instituto Nacional de Migración.

Los deportados por México representan el 54,5 % del total de casos, mientras que las deportaciones desde EE.UU. equivalen al 33,6 %.

Del total de deportados, 33.273 eran adultos, es decir 28.548 hombres y 4.725 mujeres. Los menores de edad retornados en todo 2020 sumaron 10.484 y representan el 24 % del total.

NUEVA CARAVANA SE PREPARA PARA SALIR

Los hondureños retornados son atendidos en los Centros de Atención al Migrante Retornado (CAMR) ubicados en San Pedro Sula y Omoa, en el norte y Caribe del país.

El CAMR de San Pedro Sula atendió en 2020 a 22.000 deportados, mientras que 7.761 personas deportadas de Guatemala y México fueron asistidas en el centro de Omoa.

En Estados Unidos, según autoridades de Tegucigalpa, viven alrededor de un millón de hondureños, entre residentes legales e indocumentados, que han escapado de situaciones que afectan al país centroamericano como la violencia.

Una nueva caravana de hondureños, que saldría el 15 de enero, está siendo promovidas en redes sociales, con la esperanza de llegar de llegar a Estados Unidos cuando haya asumido Joe Biden como el nuevo presidente estadounidense.

La caravana comenzó a ser promovida desde el pasado día 1, pese a que a finales de octubre de 2020 fueron frustrados dos intentos de otras dos que salieron desde San Pedro Sula, en el norte hondureño. En esa ocasión, los pocos que lograron ingresar a Guatemala no pudieron pasar de ese país.

"Caravana 15 de enero 2021. Salimos San Pedro Sula terminal (de autobuses)", dice la convocatoria en la red social Facebook, que no se atribuye nadie en particular.

Los migrantes, como en otras caravanas, una modalidad que se ha venido dando desde el 13 de octubre de 2018, aducen que pretenden abandonar su país por la falta de empleo y la violencia, flagelos que se han agudizado por la crisis causada por la pandemia del coronavirus y los efectos de las tormentas tropicales Eta e Iota, que azotaron a Honduras en noviembre pasado.

Los indocumentados que cruzan México con rumbo a Estados Unidos están expuestos a robos, extorsiones, secuestros e incluso asesinatos por parte de bandas criminales, así como a abusos de autoridades corruptas, según fuentes oficiales.

(c) Agencia EFE