Honduras no pide limosna, sino renegociar deuda para enfrentar calentamiento

En la imagen el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández. EPA/MICHAEL REYNOLDS/Archivo

Tegucigalpa, 4 dic (EFE).- El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, dijo este miércoles que Honduras no está pidiendo a países y bancos centrales "condonación ni limosna", sino renegociar la deuda para enfrentar el cambio climático.

“No pedimos condonación ni limosna, solo estamos pidiendo que el equivalente a dos años de pago de esa deuda lo utilicemos para actividades de reforestación, construcción de represas, reservorios y cambios en la forma de hacer agricultura”, dijo Hernández.

Hernández, que esta semana participó en Madrid en la Cumbre del Clima (COP25) , indicó hoy en una comparecencia de prensa en Tegucigalpa que no es posible que Honduras sea uno de los tres países más afectados del mundo por el cambio climático y "no pueda acceder a los Fondos Verdes”.

“Honduras apenas es responsable del 0.0003 de gases de efecto invernadero, pero somos los más afectados por el cambio climático, y una muestra de ello fue el huracán Mitch, que dejó muchas pérdidas en infraestructura y vidas humanas”, en 1998, añadió.

El país centroamericano también es afectado por "sequías prolongadas en muchas regiones, las lluvias e inundaciones, deforestación, baja de los niveles de agua en las cuencas, dengue, los problemas con el gorgojo descortezador. Son muchos los problemas que debemos atacar”, enfatizó el gobernante hondureño.

Hernández señaló que, en el marco de la Cumbre del Clima, dialogo con el de España, Felipe VI, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez; la primera ministra de Barbados y gobernantes de América Latina, que no identificó.

“No puede ser que seamos de los más afectados y no podamos acceder a los famosos Fondos Verdes. Hablé con muchas personalidades y les dijimos que ya no podemos perder el tiempo, al ser los más afectados necesitamos un trato especial” para recibir esos recursos, agregó.

Destacó que Honduras "decidió poner ya sus recursos y no esperar a que se autoricen los Fondos Verdes que se manejan con mucha burocracia”.

Honduras, dijo el gobernante, “ya comenzó a reforestar y a trabajar en restauración y mitigación. Hemos tenido serios problemas de agua en muchos municipios" y, además, hay muchas zonas con brotes de gorgojo.

“De la deuda que Honduras ha venido pagando religiosamente, no pedimos condonación ni limosna, sólo estamos pidiendo que el equivalente a dos años de pago de esa deuda lo utilicemos para actividades de reforestación, construcción de represas, reservorios y cambios en la forma de hacer agricultura”, insistió.

Según Hernández, si su país recibe una respuesta positiva a su propuesta puede destinar "no menos de 1.000 millones de lempiras (unos 40 millones de dólares) para afrontar los problemas generados por el clima".

Aseguró que ha conversado sobre su propuesta con ejecutivos del Banco Interamericano de Desarrollo y el Centroamericano de Integración.

“Estamos pidiendo que se amplíen los periodos de deuda, y hablamos no con la banca privada, sino con la banca multilateral porque, si bien para ellos, como nosotros, lo primordial es el ser humano, entonces no se puede desconocer la tragedia que estamos viviendo con el cambio climático", acotó el presidente hondureño.