En ¡HOLA!, Cayetano Martínez de Irujo: 'Estuve a punto de morir'

Cayetano Martínez de Irujo ha pasado dos años terribles en lo que a salud se refiere, en los que, milagrosamente, salvó la vida. "Pasé una época terrible. A los tres o cuatro días de la muerte de mi madre, me operaron de urgencia, y al año, se me había vuelto a obstruir el intestino", cuenta en las páginas de la revista ¡HOLA!, ya a la venta en su quiosco habitual. En Sevilla le volvieron a operar, pero a los tres días tenía infección y peritonitis múltiple y una paralización total con una inflamación diecisiete veces mayor del intestino.

VER GALERÍA

SI QUIERES LEER EL REPORTAJE COMPLETO, CONSIGUE LA REVISTA EN iPADANDROID O DESCÁRGATELA AQUÍ

— Estás vivo de milagro…

Me levanté de la cama del hospital, me quité las vías, porque no me fiaba, y me fui a Madrid en Ave. Moribundo, llegué a las doce de la noche, en el último tren, con mis hijos y el médico sirio que estaba en mi casa. Milagrosamente, el destino puso en mi camino —a través de una amiga de Genoveva— al doctor Enrique Moreno. Me estaba esperando con todo su equipo médico a las doce de la noche. Me salvó la vida después de once horas y media de operación. Si yo hubiese llegado unas horas después, hubiera sido irrecuperable… habría muerto por paralización de órganos y septicemia. A partir de ahí, tuve otras cuatro operaciones a lo largo del año. He ido remontando cada operación, he ido luchando cada batalla… con el espíritu luchador de mi madre. Ha sido un proceso terrorífico… y le debo la vida a Enrique Moreno, que para mí es como ese padre que yo perdí, y que se une a Florián Cortijo y Luis María Anson, que han sido también como padres adoptivos.

— A la gente que mira a los ojos a la muerte le cambia la vida…

Sí, se ve de otra manera. Me he quitado los complejos, he roto las últimas barreras educacionales... Me ha ayudado a que sea yo, Cayetano, de verdad... como mi madre fue Cayetana.

— Es muy grande el vuelco que ha dado tu vida en estos dos últimos años: vuelves a nacer, sales del palacio de Liria, cambia tu trabajo al hacerse cargo tu hermano Carlos de la fundación… prácticamente todo.

Sí, ha sido un cambio radical. De ciento ochenta grados, una cosa tremenda. La verdad es que el primer año estuve muy desestabilizado, me costó bastante… fue muy difícil todo. Luego ya… llegó el año de las operaciones. Viví el año más difícil de mi vida, y después, el peor. Ya estaba deseando que el destino me cambiara y que empezara a navegar… y gracias a Dios, ha sido así. Está siendo así.

La entrevista completa con Cayetano Martínez de Irujo, en la que además habla sobre su ilusion por competir de nuevo y también acerca de su relación con Bárbara Mirjan, con la que sale desde hace un año –"es algo excepcionar, todo suma en positivo. Es maravillosa..."-, la encontrarás en las páginas de la revista ¡HOLA! de esta semana, ya a la venta.

cayetano
Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines