El boicot en internet de China que arruina las ventas de H&M

Tecnología y redes
·3 min de lectura

La marca de moda rápida H&M está sufriendo una campaña de boicot en China que ha hecho que sus ventass de desplomen. Todo comenzó el pasado miércoles cuando un mensaje publicado en la red social Weibo por el Comité Central de la Liga de las Juventudes Comunistas de China, en el que se acusaba a la compañía sueca de "querer boicotear el algodón chino".

El mensaje incluía un enlace a un comunicado (de hace meses) del gigante de la venta de ropa H&M en el que anunciaba su decisión de dejar de usar algodón de la región china de Xinjiang (región de origen de la minoría uigur) mientras no se aclarasen las acusaciones de uso de mano de obra esclava; y, junto a eso, el siguiente texto del Comité Central:

"¿Queréis ganar dinero en China al tiempo que difundís rumores para boicotear el algodón de Xinjiang? ¡Ya te gustaría!".

'El boicot en internet de China que arruina las ventas de H&M (Photo Illustration by Budrul Chukrut/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
'El boicot en internet de China que arruina las ventas de H&M (Photo Illustration by Budrul Chukrut/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

Este mensaje ha encendido tanto los ánimos de los chinos que las compañías tecnológicas del país han decidido por su cuenta eliminar a H&M del Internet chino. Si alguien busca en un mapa online la ubicación de una tienda de H&M, no encontrará ninguna dirección. Lo mismo ocurre si alguien busca la web de la marca: no obtendrá resultados.

En China, las redes sociales y los buscadores son del propio país. Ni Facebook ni Google ni Twitter operan en China. Lo que sí hay son versiones de estas empresas que ofrecen el mismo servicio. Y todas ellas se han unido para boicotear a H&M. La marca ha dejado de existir virtualmente para los usuarios chinos.

Los usuarios que intentaban comprar uno de sus productos en Taobao, Pinduoduo o JD.com, se encontraron bloqueada la opción de compra. Igualmente, los usuarios de los mapas de AutoNavi, Baidu y Tencent eran incapaces de encontrar las tiendas en los mismos.

Este boicot está llegando incluso a límites insospechados: las apps de delivery de comida han decidido no llevar alimentos a tiendas de H&M, lo mismo que las empresas de transporte. Quien quiera montarse en un Didi Chuxing, el 'Uber chino', no podrá viajar a una tienda H&M porque han desaparecido todas sus direcciones.

Según informa Genbeta, H&M no es la única marca occidental en problemas por su posición con respecto al uso del algodón de Xinjiang: Nike, Adidas y Burberry temen terminar sufriendo en breve una reacción similar por parte de las tecnológicas chinas.

Según el tabloide chino Global Times, la española Inditex había "borrado silenciosamente" de su sitio web un comunicado similar a los de las citadas compañías para ahorrarse problemas.

Criticar a China, un error imperdonable

En los últimos años, varias marcas se han visto en problemas con China, sufriendo un boicot brutal como respuesta. Un ejemplo de ello es Dolce&Gabbana. La marca italiana de lujo sufrió una crisis causada por una campaña publicitaria que los críticos calificaron de "irrespetuosa y racista". También se recupera de los comentarios ofensivos presuntamente enviados por la cuenta personal de Instagram del cofundador Stefano Gabbana. El diseñador italiano ha negado haber escrito los mensajes.

Las consecuencias de la controversia han sido rápidas y duras. Las celebridades pidieron un boicot. Los sitios de comercio electrónico chinos sacaron productos de D&G de sus estantes virtuales. La marca canceló un importante desfile de modas en Shanghai que los anuncios, que mostraban a una modelo asiática que luchaba por comer comida italiana con palillos, buscaban promover. La lección de China a las marcas está clara: nada de criticar o mofarse del país, o si no, desaparecéis (y os perdéis un mercado de 1.000 millones de personas).

Más noticias que te pueden interesar:

Bajo mi cuidado, China no será el país más poderoso: Biden

China responde con represalias a las sanciones de EEUU y Canadá por los uigures

China advierte a las empresas contra politización de acciones relativas a Xinjiang