Hizbulá acusa a Arabia Saudí de mantener "detenido" al primer ministro libanés

El presidente libanés, Michel Aoun. EFE/Archivo

Beirut, 10 nov (EFE).- El máximo dirigente del movimiento chií Hizbulá, Hasán Nasralá, acusó hoy a Arabia Saudí de haber detenido al exprimer ministro libanés Saad Hariri y de prohibirle regresar al Líbano.

"Hay que decirlo claro: el primer ministro está detenido en Arabia Saudí y tiene prohibido volver", dijo Nasrala en un discurso televisado en el que volvió a responsabilizar a Riad de la renuncia de Hariri.

Hariri anunció su dimisión el pasado día 4 desde Riad, donde denunció que se preparaba un atentado contra su vida, arremetió contra Hizbulá y criticó la injerencia de Irán en su país y en el mundo árabe.

Nasrala, que acusó también al reino saudí de solicitar a Israel que ataque Líbano, agregó que "Arabia Saudí intervino de manera pública y sin precedentes, al obligar al jefe del Gobierno a dimitir".

"El comunicado (de renuncia) lo escribieron ellos (los saudíes) y luego le impusieron (a Hariri) arresto domiciliario y le impiden volver", insistió el líder de Hizbulá, que volvió una y otra vez sobre la misma idea durante su discurso, en el que también subrayó que las autoridades del reino pretenden imponer un nuevo primer ministro.

Además, declaró que la Casa de Saud está intentado "incitar a los libaneses (a enfrentarse) unos contra otros" y añadió que "peor que eso, Arabia Saudí pidió a Israel que ataque al Líbano".

Nasrala, que reconoció que desde "el sábado pasado (día de la dimisión de Hariri) el Líbano vive una crisis política" consideró también que "la detención" es un insulto a todos los libaneses y pidió la inmediata "liberación" de Hariri.

Para Nasrala, la decisión de Hariri en las circunstancias en las que ocurrió es "ilegal, porque sucedió bajo presiones y amenazas".

Horas antes del discurso, el presidente libanés, Michel Aoun, aliado de Hizbulá, afirmó que las circunstancias de la dimisión de Haririson "inaceptable" e insistió en la necesidad de que regrese a su país.

Aoun realizó estas declaraciones en un encuentro con los embajadores del conocido como Grupo de Apoyo Internacional al Líbano -formado por la ONU, China, Francia, Alemania, Italia, Rusia, Reino Unido, EEUU- así como con diplomáticos de la Unión Europea y de la Liga Árabe.

"Las circunstancias que rodean la dimisión del primer ministro son inaceptables y es necesario aclararlas. Su renuncia queda suspendida hasta que regrese al Líbano", dijo Aoun ante sus interlocutores, antes de recordar los acuerdos internacionales sobre las relaciones entre los Estados y la inmunidad que brindan a sus miembros.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines